Vecinos de Vicente López, engañados y defraudados por Macri y la prensa capitalina

A las conocidas críticas al intendente por las constantes Ordenanzas de Excepción, le sumaron el silencio de los medios de comunicación de mayor alcance nacional que nada dicen al respecto


Por: Tano Armaleo.- Si la bronca, la defraudación, el incumplimiento de la palabra empeñada tiene forma, nombre y apellido, en Vicente López, para no pocas agrupaciones vecinales tiene destinatario: Jorge Macri. A esta mirada, los vecinos le acaban de sumar descubrir, vivir en carne propia lo que significa la manipulación mediática y engaño que practican, especialmente, medios hegemónicos. “Llevamos ocho meses intentando que los medios de comunicación de mayor alcance nacional hablen de la especulación inmobiliaria -en gran parte sustentada en las excepciones y forzadas interpretaciones del Código de Ordenamiento Urbano (COU)– que genera un crecimiento edilicio innecesario, caótico e insostenible”, reza el comunicado que hicieran público varias agrupaciones locales.


Un comunicado que expresa bronca, y para quien esto escribe, cargado de cierta virulencia textual que poco y nada contribuye a reivindicar la política. Como simulando aquellos carteles policiales que llevan la leyenda “Buscados”, los vecinos ponen el nombre y apellido de cada uno de los 16 concejales del Juntos por el Cambio que votaron excepcione como si fueran delincuentes que se fugan de la justicia. El escrache, al mejor estilo Lanata, Leuco, Majul, Fernández Díaz o Longovardi, intenta con una bronca entendible de quien se siente engañado y defraudado por un intendente y medios de comunicación, procura denunciar lo que consideran, con la lógica del caso, Ordenanzas ilegitimas que atentan contra la calidad de vida. Cierto es que las excepciones son atributos legislativos con los que se pueden o no manejar concejales y el propio intendente. El problema en Vicente López es que las excepciones son normas que benefician, en su gran mayoría, a grandes empresa constructoras. Cientos y cientos de firmas de vecinos, movilizaciones y reclamos ante la intendencia son la muestra elocuente de que cuando se gobierna no escuchando todas las voces y haciendo lo distinto a lo prometido, no es complejo imaginar la reacción de la comunidad en las calles, ampliar nota en siguiente linck: La bronca botó en las calles de Olivos

Foto: Una de las tantas marchas de comunidad que gana las calles para rechazar medidas del oficialismo municipal


No es la primera manifestación vecinal que se expresa en torno a la construcción de torres materializadas, muchas de ellas a partir de Ordenanzas de Excepción. Algunas de éstas, inclusive, votadas por el Bloque del Frente de Todos cuando en realidad al macrismo no le hace falta manos ajenas. Dicha postura (la del mencionado bloque) mereció el rechazo del PJ-Frente de Todos y del Grupo Maipú, lo que pone en evidencia que no todo es igual aún cuando por estas horas en plena campaña, algunos y algunas se disfrazan de corderos.


Sin embargo, semejante “gesto político” por parte del principal bloque opositor le permite a Juntos por el Cambio legitimar las mencionadas violaciones al Código Urbano. Vale mencionar que las Ordenanzas de Excepción son atributos legales que tienen los Concejos Deliberantes. Y en la medida que estas facultades no estén bien demarcadas, los recintos continuarán siendo “cotos de caza” de desmedidas ambiciones inmobiliarias. Avaladas, por cierto, por el intendente de turno. Cierto es que el intendente tiene un plazo, llegado el caso, para derogarlas. Jorge Macri no quiso derogarlas. Tampoco lo concejales, especialmente los de Juntos por el Cambio, se atreverían a avanzar contra derechos adquiridos, en este caso de empresarios de la construcción.


A más de 37 años de la restauración democrática, con todo lo vivido y conocido en cuanto a funcionamiento de Concejos Deliberantes se refiere, tal vez habrá llegado la hora de analizar otro tipo de funcionamiento y representatividad popular. Desafortunadamente, así como legislan, si los HCD no existieran, la cotidianidad de la comunidad no se vería seriamente alterada. Esto es lo grave. Habría que buscar nuevas alternativas de representación popular que expresen más acabadamente todas las voces.

Foto: Cientos de casas de con carteles expresando repudio ante los atropellos edilicios


En el mientras tanto, la única y valiosa herramienta que tiene la población es el voto, aquel que Jorge Macri defraudó al momento de presentarse a elecciones en el 2007, ampliar nota en siguiente link: Macri, en qué quedamos, ¿las excepciones son corruptas o no?


Voces que al decir de vecinos de Vicente López también se ven cercenadas y ninguneadas por grandes medios capitalinos. Hoy, son estos vecinos que, tal vez muchos de ellos, vienen de años y décadas de consumir falsos relatos y mentiras como si fueran verdades irrefutables. El mentado “periodismo de guerra”, como definieron desde el “gran diario Argentino” a la hora de justificar la presentación de noticias falsas con el solo objeto de destronar a un gobierno democrático, en su momento el de Cristina Kirchner. Por eso resulta sumamente interesante que sean vecinos, ciudadanos de a pie, de barrios que históricamente acompañan en silencio a un intendente que los engañó, y hoy, con toda la honestidad intelectual del caso, se le paran de mano del mismo modo que se notifican que detrás de ciertos medios de comunicación lo que se priorizan son los negocios, defender modelos.


Con buen tino y corriendo el velo de un túnel oscuro que recae en medios de comunicación, los firmantes dicen: “Llevamos ocho meses intentando que los medios de comunicación de mayor alcance nacional hablen de la especulación inmobiliaria –en gran parte sustentada en las excepciones y forzadas interpretaciones del Código de Ordenamiento Urbano (COU)– que genera un crecimiento edilicio innecesario, caótico e insostenible. Agradecemos a aquellos medios locales y regionales que en forma permanente publican sobre la problemática y a unos pocos periodistas comprometidos de grandes medios que hicieron mención en sus programas. Sin embargo, en la mayoría de los casos, en los medios masivos de alcance nacional DE ESO NO SE HABLA. Llamativamente, el gasto en propaganda gubernamental de la Municipalidad de Vicente López es de $600 millones anuales. El resultado es que los inversores inmobiliarios, en sociedad con los funcionarios municipales, continúan devastando el espacio urbano, el ambiente y la calidad de vida en Vicente López, pero DE ESO NO SE HABLA. NECESITAMOS QUE SE COMIENCE A HABLAR”.


Firmantes

Red de Vecinos Unidos de Vicente López:

Vecinos de la Isla de Olivos (VIO) por el NO A LAS TORRES DEL SAN ANDRÉS

Vecinos Autoconvocados de Barrio Golf

Agrupación Intervecinal del Puerto de Olivos (AIPO)

Vecinos de Alberdi y Tucumán

Vecinos Club Teléfonos

Vecinos de La Lucila por una mejor calidad de Vida

Asociación Civil Pro Vicente López

Convivencia Urbana