top of page

San Isidro: el dengue no perdona

Frente a los reiterados casos, el municipio debió intensificar operativos de fumigación



La proliferación de casos de dengue marca que la lucha entre el hombre el “bicho” es desigual. Aún con los esfuerzos que parecen realizar los estados, esto no parece alcanzar a la hora de evitar contagios y muertes. Frente a este complejo panorama, el municipio que preside Ramón Lanús -que, dicho sea de paso, tiene varios frentes de conflicto abiertos administrativos y políticos-, no escapa a la complejidad de la avanzada del dengue. En esta suerte de lucha de desiguales, los casos se suceden en todos los rincones.


Como muestra de voluntad a la hora de mitigar los casos, el municipio reforzó “en un 90% los operativos de fumigación en todos los espacios públicos, plazas, escuelas, campos de deportes y hospitales”, explican desde el municipio.


De acuerdo con la información oficial, los trabajos de fumigación aérea se realizan con cuadrillas en las primeras horas de la mañana y por la noche. También se colocan trampas para mosquitos en sitios estratégicos, para obtener información precisa y en base a eso se incrementan las tareas en ciertos lugares. Esto alcanza, seguramente y a la luz de los acontecimientos, el vecino podrá decir no. Sin embargo, es necesario que lo haga, tanto el municipio como cada persona en su cotidianidad.


“Hay que recordar que la transmisión del dengue no es de persona a persona, sino que hay un intermediario que es el mosquito Aedes Aegypti. El calor y la humedad favorecen su reproducción y por eso aumentan los casos”, explicó Bárbara Broese, jefa de Epidemiología del Hospital Central de San Isidro.


Y agregó: “El mosquito del dengue tiene hábitos domiciliarios y la principal medida es evitar que se propague. Para esto hay que eliminar todos los recipientes que puedan acumular agua, porque hasta una tapita de gaseosa puede ser un criadero. Todo lugar en el que se acumula agua lo tenemos que dar vuelta y limpiar”.

 

 Recomendaciones


- Dar vuelta todos los recipientes que puedan juntar agua.

- Lavar bebederos, rejillas, canaletas, floreros y cepillos.

- Tirar botellas, bidones, latas y todo lo que no se use.

- Tapar tanques, tachos y depósitos de agua.

- Usar repelente al aire libre.

- Tener buenos mosquiteros en ventanas y puertas ayuda a prevenir la entrada de mosquitos.

- Ropa clara que cubra brazos y piernas.


 Síntomas


Es posible que se trate de dengue ante la aparición de fiebre -sin afectación de vías aéreas superiores- acompañada de dos o más de estos síntomas:

- Dolor de cabeza

- Dolor detrás de los ojos

- Dolor articular o muscular

- Sarpullido o erupción en la piel

- Náuseas o vómitos

- Dolor abdominal

- Diarrea

Ante la aparición de estos síntomas es importante beber abundante agua, no automedicarse y consultar al centro de salud u hospital más cercano.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page