top of page

Ramón Lanús enfrenta un lapidario informe de la AGN

El organismo, presidido por la oposición, acaba de detallar que durante el anterior gobierno el AABE, que presidía el hoy candidato sanisidrense de Juntos por el Cambio, entregó bienes por 800 millones de dólares por debajo de las tasaciones oficiales y en subastas fraguadas.

Foto Archivo: Sólo la movilización vecinal, la presión de concejales opositores y el acompañamieno del intendente impidieron la venta del golf de Villa Adelina donde el Lanús apostaba a la entrega


Mediante el voto unánime de oficialistas y opositores, la AGN (Auditoria General de la Nación) que preside el macrista Miguel Angel Pichetto y el radical Jesús Rodríguez, determinó que durante el gobierno de Juntos por el Cambio entregaron bienes del Estado por 842 millones de dólares, en general a particulares, con ventas por debajo de las tasaciones oficiales y en subastas fraguadas, en las que no hubo competencia entre oferentes.

Los mencionados bienes, terrenos en su mayoría (77%) ubicados en la ciudad de Buenos Aires, tenían alto valor inmobiliario. Eran propiedades que estaban bajo la órbita de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) que presidía el sanisidrense y actual candidato a intendente, Ramón Lanús. Funcionario ultramacrista, vale recordar, que, además de los inmuebles liquidados en CABA que terminaron en manos de empresarios del círculo íntimo del poder cambiemista, tal cual detalla el lapidario informe de la AGN, intentó vender el Golf de Villa Adelina, los terrenos de Radio Nacional en Gral. Pacheco, el club ex ECOSOL en Tigre y el Bouchard en Vicente López, entre otros bienes.


De acuerdo con el informe de la AGN, controlado por la oposición tal cual fija el reglamento, el 77 por ciento de los bienes entregados entre 2015 y 2019 están ubicados en la Ciudad de Buenos Aires.


En total se vendieron propiedades del Estado nacional por 842 millones de dólares, en general a particulares, siempre por debajo de la tasación oficial, sin actualizaciones y en supuestas subastas que eran ficticias, porque no había real competencia entre oferentes. Así se desprende del pormenorizado informe del organismo nacional. Frente a semejante entrega de bienes del Estado, que todo indica fueron a precio muy por debajo del valor real, se iniciaron acciones judiciales. Segmento en que el candidato a intendente por San Isidro debió y debe dar muchas explicaciones frente a la justicia. Así lo determina el escrito de la AGN a la cual no se la puede tildar, precisamente, de oficialista.


De acuerdo con los datos aportados por el informe, votado por unanimidad por cada uno de los integrantes de la Auditoria General de la Nación y que por esas cosas nada casuales sólo alcanzó brillo informativo en medios como Página 12, la actual administración de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) ya hizo varias denuncias judiciales referidas a los mismos terrenos y a las mismas entregas de las que habla el informe.


La AGN puso el acento y tiene la sospecha de que se produjeron actos de corrupción por decenas de millones de dólares en perjuicio del Estado en la venta de terrenos ubicados frente a Puerto Madero, detrás del hotel Sheraton, que se entregaron a valores muy debajo de los de mercado. Los que se quedaron con esas joyas son nombres conocidos: Nicolás Caputo, Mario Quintana, Paolo Rocca-Techint, el ex titular de la Agencia Federal de Información, la que espiaba ilegalmente a opositores durante el anterior gobierno, Gustavo Arribas -el dueño de la casa en la que descansa Macri en Villa La Angostura-, los titulares del banco Safra -donde estaban los dólares que luego Gianfranco Macri blanqueó-. Otra denuncia sobre esas entregas fue presentada por la Oficina Anticorrupción, cuando estuvo a cargo de Félix Crous.


Un dato no menor que surge y revela la intencionalidad y modus operandi de aquel gobierno es que la Ley de Responsabilidad Fiscal prohíbe la donación o venta de bienes durante los últimos seis meses del mandato de un presidente. Sin embargo, el gobierno de Macri entregó 148 millones de dólares en bienes a la administración de Horacio Rodríguez Larreta.



Informe y denuncia de la AGN


-Se llevaron a cabo 71 procesos de venta que resultaron en 82 adjudicaciones por 842 millones de dólares.


-En CABA se entregó el 77 por ciento de esos bienes.


- En Catalinas, el Tribunal de Tasaciones de la Nación realizó tasaciones oficiales. Sin embargo, se entregó un 39 por ciento más de metros cuadrados, resultando un magnífico negocio para los beneficiarios.


-En la totalidad de las operaciones hubo irregularidades en los precios de base de las subastas. Se vendieron por debajo del valor tasado y eso significó una pérdida de 62 millones de dólares.


- Las actualizaciones por inflación resultaron en un perjuicio para el Estado de 9,8 millones de dólares.


- En casi 6 de cada 10 operaciones no hubo auténtica subasta. Hubo baja participación de oferentes y la administración macrista no hizo nada para convocar a una verdadera puja que aumente los precios.


Por otra parte, la Ley de Responsabilidad Fiscal prohíbe la donación o venta de bienes durante los últimos seis meses del mandato de un presidente. En ese período, Macri le entregó 148 millones de dólares en bienes a la administración de Horacio Rodríguez Larreta.


La historia más reciente recuerda que tras la asunción del gobierno de Alberto Fernández, la AABE inició un proceso de recuperación de una parte de los bienes. Página/12 publicó recientemente que se logró el desalojo de un sofisticado centro de esquí en Mendoza, El Azufre SA, construido en terrenos que la provincia le entregó a empresarios amigos. Un caso impactante fue el lote subastado en la calle Ocampo, en Barrio Parque, donde estaba el gimnasio en el que se conocieron Macri y Juliana Awada. Los vecinos denunciaron que se entregó por 44 millones de dólares un terreno que valía 70 y en la sociedad adjudicataria, Vías de Ocampo, figura Arribas, el titular de la Agencia Federal de Inteligencia en tiempos de Cambiemos. En Córdoba se hizo algo parecido con una estancia del Ejército, el Establecimiento General Paz, de 12 mil hectáreas. Simularon la subasta de 51 lotes pero se los quedó un puñado de amigos que utilizaron un crédito del Banco Nación para pagarlos.


El candidato Ramón Lanús, quien corría con los colores de Patricia Bullrich, cabe recordar, logró imponerse en las PASO frente al possismo. Un possismo y radicalismo que, por lo visto, no quería compartir boleta electoral con quien consideraba “flojo de papeles” y siempre se mantuvo distante del ex funcionario y actual concejal. Sin embargo, Lanús consiguió sumar a sectores del vecinalismo (Convocación) que siempre comulgaron con el macrismo -algunos de ellos fueron asesores rentados de aquel gobierno- y, montado al caballo de Bullrich, destronó 40 años de possismo.


Tal vez no por casualidad y por todas estas controversias, no pocos radicales y possistas, frente a este panorama con el que carga Lanús, prometen depositar su voto hacia las ligas que preside el contador y economista Federico Meca, candidato de Unión por la Patria.


/////

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page