Miguel “Tano” Armaleo: “hay que facilitarle las cosas a la gente, que la vida merezca ser vivida"

El precandidato por la lista oficial del Frente de Todos aseguró que "somos la expresión de una política que representa los mejores valores de lo que se denomina la movilidad social ascendente"


“Estoy convencido de que somos la expresión de una política que representa los mejores valores de lo que se denomina la movilidad social ascendente, que a lo largo de la historia permitió sumar millones de personas al segmento de la clase media, por cierto, muy castigada en los últimos años y ahora mucho más con la pandemia”, asegura el periodista Miguel “Tano” Armaleo, director del reconocido diario Lo Nuestro y actual precandidato a concejal por la lista oficial del Frente de Todos de Vicente López.


Armaleo, que es parte de la lista (8) que encabeza Néstor Bachés, además de ser reconocido y respetado por la coherencia profesional y su lucha contra la corrupción, y el acompañamiento constante a vecinos que batallan contras las excepciones municipales (construcción de torres) que devoran espacios verdes y dañan a zonas residenciales, dice que “Vicente López es la expresión más genuina de una clase media -mayoría en el distrito- claramente ascendente, que supo abrirse paso a partir de políticas públicas claramente objetivas y beneficiosas, lo que permitió el acceso a una vivienda digna, garantizar buena educación para los hijos, y proyectar hacia el futuro”. Y agrega: "desgraciadamente, el modelo macrista, el de Juntos por el Cambio, socavó, truncó, la mentada movilidad social ascendente. Macri prometió eliminar el Impuesto a las Ganancias (fue Alberto Fernández quien lo acaba de suprimir), lo duplicó, arruinó según datos del INDEC de aquellos años, a más de 25 mil PyMes, dejó sin trabajo a más de 200 mil personas, cerró miles de locales comerciales, desfinanció la educación, en fin, todas políticas contrarias al espíritu que representa el Frente de Todos, el de la movilidad social ascendente que pone el acento en el conjunto, en la recreación solidaria y no el exitismo individualista y la cultura del descarte, donde sólo avanzan los que tienen mucho resto, unos pocos; no por casualidad el 42% de pobreza.”


Dentro de esta línea de pensamiento, el periodista manifiesta que “mucho es lo que podemos y debemos hacer desde el municipio”, y referencia que “así como el Estado nacional y provincial impulsan medidas concretas para la producción y el trabajo, lo propio debemos hacer en Vicente López donde no se hizo tal cual prometió el intendente, no pocos comerciantes todavía esperan el subsidio prometido por Macri”.


Por otra parte, Armaleo destaca que “si algo caracteriza a Vicente López, no tengo dudas, es el nivel de su comunidad, gente de la cultura, del deporte, del conocimiento científico, artistas, profesionales, trabajadores superlativos, con terrible potencial y sin embargo, no se observa que el municipio tenga políticas claras y contundentes para ellos. Esto se revierte con un municipio que articule con la comunidad, que la escuche, que no le mienta como sucedió con las excepciones, un municipio que trabaje en conjunto con el sector productivo, con las Pymes y la industrial local, viendo la manera de integrar a esos jóvenes que estudian o se capacitan laboralmente y, sin embargo, no tienen un horizonte claro en términos laborales”.


“Hay mucho por hacer, es cuestión de fijar prioridades”, sostiene el periodista y precandidato a concejal, para agregar que “con sólo pensar que tenemos un presupuesto cercano a los 16 mil millones anuales, y no hemos sido capaces de, por ejemplo, garantizar un plan de viviendas dignas para que el 3% de nuestros vecinos que viven en extrema pobreza accedan a partir de un plan integral (municipal) que los tenga como protagonistas y que sean ellos mismos, llegado el caso, que pongan manos a la obra, o cómo puede ser que tengamos semejante presupuesto y no tengamos más jardines maternales, o varias Casas de Abrigo para mujeres que padecen violencia de género, o cómo puede ser que no tengamos un hospital que nos de orgullo, que los funcionarios no quieren ser atendidos en esas salas que dan vergüenza ajena; cómo puede ser que tengamos a nuestros artistas sin trabajo y pagamos millones para contratar a famosos, o cómo puede ser que paguemos tasas elevadas y la contraprestación, limpieza de calles, por ejemplo, deja mucho que desear; si hasta nos cobran por sacar el árbol de nuestra puerta, una locura; y ni hablar del bolonqui que es el tema estacionamiento, te vuelven loco con las grúas, los comerciantes están que trinan, es un municipio más preocupado en recaudar que en atender las demandas vecinales, hay que facilitarle las cosas a la gente, a la comunidad, que la vida merezca ser vivida con dignidad sin que nadie se quede en el camino o que te pongan palos en la rueda; en definitiva una comunidad previsible, organizada y respetuosa de todas las opiniones”.

300x250.gif
350x320 junio.gif