Malena Galmarini considera que “Mejor Tigre”

Sin perder de vista la actitud militante y la interna partidaria, la dirigenta se da tiempo para caminar los barrios: visito la Escuela de Oficios Mejor Tigre


Como ratificando que la casa es la casa, con todo lo que esto implica, la peronista Malena Galmarini, presidenta de AySA, no descuida la actividad institucional y política en su distrito:Tigre. En lo que respecta a la actividad estrictamente institucional, Galmarini ha puesto en marcha una serie de obras de suma relevancia en materia de agua potable y red cloacal, aquellas que el marcismo no quiso hacer. Y tampoco descuida la actividad partidaria -la militancia barrial- .más aun en un distrito en que las naturales diferencias entre el denominado zamorismo y massismo están a flor de piel. Por ahora, cada sector atiende su juego y muestran los dientes, y no se descarta que en el mediano plazo la unidad sea una realidad efectiva, y necesaria, ya que el macrismo azuza. Así lo dejan entrever cuando se testea a dirigentes ambos espacios. En el mientras tanto, Malena Galmarini, como apasionada y consecuente militante política, camina los barrios de su pago chico sin pedir permiso. En este caso estuvo visitando la Escuela de oficios “Mejor Tigre” que dirige Lázaro Flores, una “institución” en lo que a compromiso solidario se refiere.


Galmarini estuvo acompañada por el concejal Rodrigo Álvarez, Vice Presidente de Trenes; Ivan Kildoff referente local del Frente Renovador y actual Gerente de la Linea Mitre de Trenes, y concejales del mismo espacio.


En “Mejor Tigre” consideran que es “fundamental capacitar porque significa inclusión y la recuperación de la cultura del trabajo. “Se trata de volver a las raíces que hicieron grande al país”, afirman sus integrantes. La intención de la Escuela no es otra que brindar nuevas oportunidades y enseñan un oficio a las vecinas y vecinos de Tigre.


“Como siempre, venir a Tigre es lo más lindo que me pasa. Estar hoy acá, en este lugar donde hay un montón de personas que están aprendiendo oficios para poder ganarse la vida. Quiero agradecerle a Lázaro y a todo su equipo. Hoy están haciendo unas parrillas y tachos de basura, en el taller de herrería, pero tienen también un montón de otras clases, así que los invitamos a que se sumen y aprendan un oficio”, confió Galmarino.


Por su parte, Lázaro Flores, señaló: “Estamos felices, recibimos una visita de lujo, de una persona que nos inspira a crecer, a trabajar. Esta escuela de oficio nace de una inquietud, de una charla que tuvimos sobre recuperar la cultura del trabajo en todos los ámbitos de la sociedad Argentina”.


En este contexto de pandemia, la Escuela orienta sus talleres de soldadura y herrería a grupos reducidos de 6 personas, que son dictados por un profesor acompañado de un único ayudante, con los correspondientes protocolos sanitarios.

300x250.gif
350x320 junio.gif