Internas en el PJ de San Isidro: triunfo y pedido de renuncias

La lista ganadora, que llevó al dirigente sindical José Luis Casares como presidente del PJ, fue la resultante una jugada estratégica entablada entre Sebastián Galmarini y Teresa García. Atrás quedaron las expectativas Patricia Castro quien responde al albertismo


Como si fuera la resultante de un triunfo anunciado, la lista impulsada por Sebastián Galmarini y Teresa García terminó cautivando las expectativas de los afiliados peronistas al imponerse con el 61% de los votos (1870) , contra el 38,18% (1155) obtenido por Patricia Castro.En tanto, desde en espacio de Castro los números dicen lo contrario: lista 4 1565 (52%), Lista 6 1121 (48%). De este modo, el docente y dirigente sindical José Luis Casares encabezara por cuatro años el PJ de San Isidro. Si inteligente y estratégica fue la alianza entablada entre Galmarini y Teresa “la tere” García, no menos lo fue impulsar la figura de Fernando “Pato” Galmarini como primer Congresal Provincial.


Desde San Isidro, y en esta puja sectorial por la que atraviesa el Frente de Todos donde los trapitos son ventilados frente a todo el mundo y las críticas cruzadas entre funcionarios y dirigentes no se ocultan -Sergio Massa pidió que estas cuestiones se trataran en los ambitos adecuados y no frente a los medios- , dicho esto mientras la pobreza acecha y las ideas y propuestas superadoras no aparecen, se llevó la interna a un plano nacional. A una disputa entre el denominado albertismo y La Campora y un Frente Renovador que cabildea entre ambos espacios pero a la hora de internas cerró con la línea de Máximo Kirchner.


Al respecto, Sebastián Galmarini se mostró feliz por haber obtenido la victoria e indicó que “empieza una nueva etapa del peronismo en San Isidro, recuperando la confianza de los compañeros y compañeras históricas para sentar las bases y comenzar la renovación. Es muy importante la capacitación de nuevos cuadros políticos, para ser dirigente hay que ser militante”.


Por su parte, Teresa García manifestó que “es necesario ser humilde para acercarse al vecino, entendiendo que los tiempos que vienen serán difíciles y es imprescindible contar funcionarios comprometidos con nuestra gente. El resultado indica una realidad incontrastable, es con la gente adentro y abriendo el corazón”.


En tanto, el recientemente electo presidente del PJ local, José Luis Casares expresó: “La afluencia de votantes ha sido importante y más de lo esperada. Nuestra lista está siendo una expresión de las ganas y objetivos de los intereses de los afiliados y afiliadas de tener un partido que los represente. Estoy muy agradecido con los compañeros y compañeras, el trabajo militante dio resultado”.


Finalmente, Fernando “Pato” Galmarini se mostró feliz por el triunfo y destacó que “en San Isidro no solamente nos encontramos con funcionarios que no funcionan, además tenemos funcionarios que no militan. Para pensar el triunfo del Frente de Todos en 2023 necesitamos ganarle a la inflación y mejorar la calidad de vida de los argentinos, ello requiere de más eficiencia en la gestión y de funcionarios comprometidos y solidarios”.


Frente a los resultados, no faltó quien pidiera que el canciller Santiago Cafiero y los más de 20 funcionarios que responden a él y que participaron en la elección acompañando a Casto, realicen una “reconsideración de la dinámica interna del espacio”. Además, reclaman que al no poder retener la conducción del peronismo a nivel local, deberían “considerar que su proyección nacional es efímera y alejada de la realidad”.

300x250.gif
350x320 junio.gif