top of page

Fernando “Pato” Galmarini:entre el recuerdo al Ministro Pistarini y los dictadores de San Isidro

Al cumplirse un nuevo aniversario del asesinato de Juan Pistarini, el dirigente evoca la figura de quien fuera un estrecho y eficiente colaborador de Perón. Mientras tanto, San Isidro reivindica a dos asesinos en sus calles.


Honrar la vida tiene, entre otras finalidades, recordar acontecimientos, momentos históricos, ponderar a figuras, a gente o bien movimientos. También poner las cosas en su lugar. Pero, sobre todo, intentar, a partir del recuerdo, no volver a cometer los mismos errores. En gran medida es lo que ha procurado, por lo visto, materializar el dirigente Fernando “Pato” Galmarini, actual miembro del PJ de San Isidro y Consejero Provincial del Partido Justicialista, al evocar el fallecimiento del Gral. Juan Pistarini ocurrido un 29 de mayo de 1956. En realidad, fue asesinado por la dictadura cívico–militar de 1955. Aquella integrada, entre otros, por el Gral. Pedro Eugenio Aramburu.


Por esas cosas nada casuales, en el San Isidro de Posse, Aramburu tiene una calle en su honor como si fuera un prócer democrático cuando, en realidad, fue un asesino al igual que el resto de los uniformados y civiles de la denominada “Revolución Libertadora”. Además, otra calle lleva el nombre de otro asesino: el almirante Eduardo Ernesto Lonardi. Ambos uniformados fueron integrantes del golpe de Estado perpetrado contra el gobierno democrático de Juan Domingo Perón.


En tren de hacer historia y camino al andar, y siempre con el objeto de que las nueva generaciones sepan de "dónde venimos" ,Galamarini recuerda que dos sanisidrenes, Nicolás Carranza, Francisco Garibotti, por el simple hecho de ser militantres peronistas fueron acribillado en lo que se conoción como el Fusiliamiento de José león Suárez perpetrados por la Revolución Libertadora. Entre los sobrevivientes de aquella masacre, se regista a otro sanisidrense, Norberto Gavino quien fuera intendente. Quien rescata y pone luz sobre estos terribles crímenes fue el periodsita Rodolfo Walsh en su magistral libro "Operación Masacre". Rodolfo Walsh fue torturado y asesiando por la dictadura del 76. Una vez más, el odio se apodaraba de dirigentes, pensadores, sindicalistas, estudiantes, y militantes del denominado campo nacional y popular.


En referencia a Pistarini, Galmarini recuerda que “fue detenido el 16 de septiembre de 1955 y llevado al penal de Ushuaia”, y agrega: “fue brutalmente torturado física y espiritualmente, cae enfermo y al negársele la atención médica fallece”.


Pistarini fue Ministro de Obras Públicas entre 1944 y 1952, construyó miles de kilómetros de rutas, realizó obras para el cambio de mano (a partir del 6 de junio de 1945 se comenzó a circular por la derecha). Importantes obras de infraestructura hidráulica a lo largo y ancho del país. Le dio marco al proyecto de Perón creando la flota estatal ELMA, luego destruida durante el gobierno de Menem. También es recordado por la construcción del aeropuerto de Ezeiza.


A partir de la impronta social diseñada por el modelo Justicialista, la inclusión social pasó a ser una política de Estado. Así fue como se dio gran cabida a la construcción de importantes complejos recreativos, deportivos y turísticos con el objeto de que el pueblo que hasta ayer, 1945, no tenía acceso a estos sitios, disfrutaran al igual que el resto de vacaciones dignas. Tema que a la luz de los acontecimientos molestaba y mucho a las clases altas, a las oligarquías y a sectores políticos que no entendían el valor de la solidaridad como camino de vida.


Así fue como Pistarini se embarcó, desde el ministerio, en la construcción de hoteles de turismo en todas las capitales de Provincia y Territorios Nacionales. Paso de los Libres, Bariloche, entre otras ciudades del interior. Y complejos de Turismo Social en Chapadmalal y Embalse Río Tercero, espacios de esparcimiento y balnearios populares como el de Costanera Norte.


Siguió la prolífica tarea de Exequiel Bustillo de equipar a los Parques Nacionales. La Unidad Turística Embalse, en Córdoba, que levantó entre 1946 y 1955, estaba compuesta por siete hoteles y 51 bungalows con una capacidad para albergar a 3000 personas y ofrecía servicios de correo, farmacia, cabinas telefónicas, confitería bailable, capilla, ermita, galerías comerciales, salón de teatro, sala de cine, servicio de bar en cada hotel y de mantenimiento. En la planta recreativa, contaba con dos piletas y un mirador turístico. Hizo plantar millones árboles en todos lados, con verdadera pasión forestadora.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page