Facundo Manes y Posse a contramano del macrismo

Brindaron una charla abierta en Martínez ratificando vocación dialoguista


Mientras la dirigencia macrista se empecina en mostrar los dientes, ser agresivos y virulentos en sus discursos y gestos, y actitudes similares adopta los popes de la UCR nacional, existe otra dirigencia radical que se presenta como constructores de un camino que priorice la tolerancia y sensatez. En esta saga parecen situarse el diputado Facundo Manes y el intendente Gustavo Posse. Así se desprende de la charla que mantuvieron en Martínez, organizado por la Universidad Nacional Scalabrini Ortiz (creada gracias al populista gobierno de CFK), donde analizaron la situación actual del país y plantearon propuestas de cara al futuro.


Facundo Manes que viene, vale recordar, de ser duramente castigado y disciplinado por el PRO y por los popes radicales por criticar al gobierno de Juntos por el Cambio, ver nota en siguiente link: “Manes opina porque no tiene miedo a los carpetazos”, manifestó su preocupación por la elevada inflación y por el crecimiento de la pobreza en Argentina, producto, en gran parte, del modelo aplicado por el anterior gobierno y la falta de decisión política del Frente de Todos que no termina de meter mano en la mentada distribución de la renta nacional.,


Según la mirada del diputado nacional, que no oculta su intención de ser presidente, “muchos argentinos se sienten desencantados con la política”, y agregó: “no hay más tiempo que perder en especulaciones políticas. Tenemos que hacer lo que nunca hicimos; encarar el camino del desarrollo de la ciencia, de la innovación y la tecnología vinculada masivamente a la producción para generar mayor riqueza”.


Para eso Manes, en cierta medida coincidiendo con lo que viene planteando ola vicepresidenta Cristina Fernández, que insiste en crea una suerte de Contrato Social, pidió “terminar con la grieta”, tema sobre el cual la derecha nacional insiste en profundizar. José Espert, Javier Milei, Patricia Bullrich, Rodolfo Cornejo, o bien a Vidal, son algunos de los dirigentes y dirigentas que comulgan con discursos agresivos y nada tolerantes.Al respecto, el diputado nacional dijo: “Nos impide hacer cosas sobre las que ya hay suficiente consenso y deberíamos haber hecho hace décadas”.


Por su parte, Posse se refirió a lo que necesita la provincia de Buenos Aires. "Precisa tres elementos básicos; Conocimiento, experiencia y visión de futuro. Hoy tiene un gran déficit estructural y administrativo. Debe ser reestructurada para que vuelva a ser el motor del país. Nadie puede amar a quien no conoce y menos puede amar a quien conoce y lo ignora", aseguró.


Para cerrar, el diputado nacional se mostró esperanzado de cara a lo que viene. “Sabemos que hay un camino, sabemos cómo enfrentar lo que viene y cómo llevar a la Argentina a la modernidad para dejar de discutir en 30 años lo mismo que discutíamos 50 años atrás”, afirmó Manes.


Y completó: “No somos un país inviable, el futuro de la Argentina es posible y es nuestro. Por eso estamos presentes, estamos comprometidos, y vamos estar hasta el final”.