top of page

Alerta de intendentes tras anuncio de Milei

"Que los intendentes busquen la forma de financiar la obra pública", sostuvo el electo presidente



Dando cumplimiento a parte de sus promesas electorales, que en buen romance podría traducirse en fuertes ajustazos y despidos masivos, el electo presidente, Javier Milei, acaba de reiterar que no se ejecutarán obras públicas por parte del Estado. "Nosotros no tenemos plata, por lo cual esas obras pueden ser entregadas al sector privado y que la terminen ellos", argumentó el electo presidente ante los micrófonos de Alejandro Fantino. Milei omitió decir que en la actualidad se están concretando más de 3700 obras en todo el país, lo que demuestra que dinero hay. El problema es cómo se distribuye o a quién.


Consultado por las obras en los municipios, dijo “que los intendentes busquen la forma de financiar la obra pública". De efectivizarse este nuevo modelo político, de claro cuño ultraneoliberal, obras como túneles, las hidráulicas destinadas a evitar inundaciones o bien Centros de Salud, se verán truncadas. Por el nivel de inversión resulta prácticamente imposible que un municipio, por caso los de región norte que tienen presupuestos abultados, encaren este tipo de obras. Necesitan la asistencia del Estado nacional o provincial.


Si el gobierno nacional no remite fondos a las provincias y éstas a los municipios, inevitablemente las obras no podrán llevarse adelante. De consumarse este modelo ideológico que impulsa el ultraderechista, no sólo se verá perjudicada la obra pública en sí (viviendas incluidas) sino que miles de trabajadores quedarán en la calle. Trabajadores que sin trabajo no podrán consumir en el comercio de su barrio como lo venían haciendo. Por ende, el comerciante perderá volumen de venta. El resto es historia conocida: recesión.


"El ajuste no lo van a pagar los argentinos de bien, lo van a pagar los políticos y sus socios. Llámese la casta", dijo Milei, “olvidándose” -tal vez por el ritmo diario que está teniendo- que la casta la tiene en no pocos funcionarios que lo acompañarán en su gobierno y en Mauricio Macri. En realidad, lo que él llama la casta, el andamiaje político, insume menos del 1% del PBI; no incide en el presupuesto nacional. Por lo tanto, ”la casta” que terminará pagando el fin de la obra pública será el ciudadano de a pie.


Al referirse a las primeras medidas concretas de su Gobierno, el presidente electo afirmó que realizará un ajuste fiscal de shock, "para ir directamente a déficit financiero cero, lo que significa que la deuda no crece más y te volvés solvente intertemporalmente. Alcanzás un equilibrio fiscal", explicó. Y ratificó que "el ajuste lo pagará el Estado y no el sector privado", que bajo el modelo que pondrá en marcha, estos últimos (sector privado) serán los grandes beneficiarios.


Intendentes de la región norte al momento de ser consultados por Lo Nuestro prefirieron la prudencia antes que emitir opinión de quién aún no asumió, y "tal vez reconsidere ciertas políticas". "La obra pública es un gran motor de nuestra economía, multiplicador de empleo, impulsor de actividades empresariales, por lo tanto, dejarla de lado sería una terrible irresponsabilidad que sólo un desconocedor de estas asimetrias podría desestimar; el modelo de MIlei , donde se aplicó, no dio los resultados esperados m fue un fracaso, y en algunos casos, una verdadera estafa pertetarda por empresarios al estado", detalló un fefe comunal quien viene de una cómoda vinctoria en las unrnas.

250x300.gif
CREAR_Banners_Nacionales_08_300x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page