La puesta en escena de Macri y Bullrich cada vez encuentra más críticas

15-Jan-2019

Columna de Opinión

La baja de edad de imputabilidad, los derechos humanos y el principio de no regresividad

 

Desde la alianza Cambiemos vienen agitando la idea de la baja de imputabilidad para pasar de los actuales 16 a los14 años, elucubrando con ello que sería una mejora en la mentada seguridad de la población, es por ello que tenemos que empezar a explicar algunas cuestiones que si bien son técnicas y doctrinales, debieran estar presentes en los debates al respecto y ser de conocimiento popular.

 

Trataremos eso sí, de ir abordando punto por punto explicando más desde el sentido de la divulgación  que la academia. Primero analizar: por qué es fundamental la mirada de los derechos humanos, pues bien los derechos humanos están, podríamos afirmar, para regular el comportamiento del Estado, para regular el comportamiento de la sociedad, está el código civil, penal, etc.  Sin embargo vemos cómo, una cuestión penal, está atravesada por los derechos humanos, en este caso se trata del intento por bajar la edad de imputabilidad de adolescentes en conflicto con la ley penal.

 

Este intento va en contra claramente de los derechos de niñes y adolescentes, presentes en la Convención de los derechos de niños niñas y adolescentes que sostiene en su artículo 3: inciso 1. “En todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño.” ¿Y qué es el “interés superior del niño”? Pues bien se trata de una garantía de les niñes que dice que antes de tomar una medida que los afecte, se tomen aquellas que promueven, fomentan y protejan sus derechos y no las que los infrinjan, muy sencillo.

 

Bajar la edad imputabilidad entonces infringe, viola, vulnera los derechos de les niñez, sobre todo porque no se toma o promueve otro tipo de medidas con les niñez que están en conflicto con la ley penal, sólo se promueve bajar la edad de imputabilidad para encerrarlos, pensando que electoralmente esto suma.

 

Las estadísticas que acá no repetiremos para no aburrir pero que pueden acceder haciendo link acá http://www.consejomagistratura.gov.ar/instituto/2016/caba/caba2016.pdf,  nos hablan que les niñez NO son el sector etario que más delitos cometen, entonces bajamos la edad, los metemos en cana y entonces qué, así queda plasmada una propuesta que sólo anida en una mirada efectivista en lo electoral, pero la cuestión es ¿por qué es efectiva?

 

La derecha cuando está en el gobierno o cuando no lo está, siempre estimula este debate improcedente en la temática de la (in) seguridad, sobre todo porque sabe que ciertos sectores sociales preocupados por la inseguridad, apoyan cualquier idea que se muestre como solución, y los expertos “progres” al hablar de esto, hablan con estadísticas y tecnicismos muy alejados del interés y la preocupación de algunos sectores del pueblo sobre la seguridad.

 

Entonces pasemos a otro aspecto que esto agita que es el significado de la (in)seguridad, ¿qué es la seguridad? Para algunos es que no les roben, poder andar tranquilx por la calle sin temor a que le roben, poder deja la bici en la vereda, que les niñes jueguen al futbol en la calle, no tener que cerrar con rejas casas y ventanas etc, sentido común propiciado por los medios de información  y sus noticieros y un sentir clasemediero alejado de la realidad de otros sectores, podemos poner como ejemplo para el análisis de cada uno en sentido crítico, la siguiente entrevista a un ciclista que le robaron corrió y recupero lo que le robaron( https://www.youtube.com/watch?v=aA5cFp8Rjuo ) lo que se ve en el video es el entrevistador buscando que el ciclista hable desde el “sentido común” y este reflexiona sobre los porqué de la inseguridad en políticas como el cierre de las escuelas nocturnas.

 

Cuando estoy en las barriadas populares, villas y demás espacios populares a los que voy como parte de la labor como Presidente de la APDH ZONA NORTE, me encuentro con este discurso, que habla de la violencia, la inseguridad y seguridad, que pide más presencia policial, con miradas como las expresadas por el entrevistador, que generan este “sentido común” que pide más policía en justamente estos espacios que son quienes más sufren la presencia policial, después nos escuchan  hablar y dicen, como el entrevistador al ciclista,  que hablamos de otra cosa, cuando relacionamos la inseguridad con la falta de igualdad social, oportunidades y trabajo, pero las estadísticas están a nuestro favor, entonces cuál es la dificultad qué tenemos, que nuestro discurso y posición, teniendo las de llegar no le llega al “sentido común”, pues parte de esto es la derrota estructural en materia de hegemonía cultural y de proyección civilizatoria, la argentina es una sociedad posgenocidio donde a partir de ello el fascismo social se ha encubado proyectándose a través de los años y a través de generaciones.

 

Por ello cuando estoy en estos espacios, fomento y recomiendo otros discursos más relacionados con la vivencia, por ejemplo la presencia policial y sus consecuencias de violencia institucional y corrupción, muy conocidos por estos sectores, como así lo poco resociabilizador de las cárceles. Hay necesariamente que tomarse el tiempo de disputar el sentido común hegemónico, deconstruir los microfascismos sociales, disputar poder desde su presencia relacional, no sólo estadual, para ello la disputa territorial, comunitaria que hace a los lazos sociales, se vuelve fundamental para construir otro mundo y otro modo de ser humano.

 

Explicamos qué son los derechos humanos, su funcionalidad con respecto a este debate y cualquier otro que implique políticas desde el Estado, pues nos quedo en el tintero la cuestión doctrinal sobre el principio de no regresividad, ya en otros escritos de esta columna he explicado  este principio así que de forma clara y concisa resta decir que es cuando el Estado te reconoce un derecho, no puede ir para atrás con  él, otro aspecto doctrinal de derechos humanos muy sencillo y claro.

 

Para concluir la disputa no es sólo por bajar la imputabilidad o qué entendemos por seguridad, la disputa es por qué tipo de humanidad queremos ser.

 

 

* Damián Ravenna

PRESIDENTE

APDH ZONA NORTE

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

ULTIMAS NOTICIAS

September 24, 2020

September 24, 2020

September 24, 2020

September 24, 2020

Please reload

Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

Please reload

300x250_Asistencia-2.gif

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por