Senadores y diputados de Juntos cuidan el bolsillos la Mesa de Enlace

Mantuvieron una reunión en que reiteraron las críticas al gobierno nacional ya que “el gobierno no solucionan ninguno de los problemas existentes”


Si la mentada puja distributiva, aquella que fija una justa distribución de la riqueza y que por estas horas el mundo debate debido a la voracidad empresarial que llevó a una escalada inlfacioanria, tiene en el país un abanderado es la Mesa de Encales Agropecuaria que resiste por todos los medios en pagar en proporción a lo que genera. Así quedó reflejado al momento en que los Bloque de Diputados y Senadores de Juntos en la provincia de Buenos Aires mantuvieran (ayer) una reunión con la Mesa de Enlace Agropecuaria para “continuar trabajando de manera coordinada en el fortalecimiento del sistema productivo bonaerense”.


A lo largo del encuentro “escuchamos a los representantes del sector agroindustrial que enumeraron las diferentes problemáticas que atraviesan y cuestionaron las medidas adoptadas por el gobierno nacional que solo profundizan la crítica situación en la que ya se encuentran muchos productores”.


“La falta de certidumbre generada por el constante cambio en las reglas de juego no son buenas para el crecimiento de nuestra agroindustria y es necesario que el gobierno acompañe a un sector que genera empleo, invierte y produce” expresaron legisladores de Juntos, entre ellos, Alejandro Cellillo, Maximiliana Abad, Fernanda Antonijevic-.


Finalmente, aseguraron que “las políticas implementadas por el gobierno no solucionan ninguno de los problemas existentes, no combaten la inflación ni la pobreza; por el contrario, generan consecuencias negativas ya que van en contra de todo lo que el país necesita: una mayor producción, más inversión y más trabajo”.

Cabe recordar que tras la guerra en Ucrania, los precios internacionales de los bienes agropecuarios se dispararon. Gracias a esto, el productor local ha obtenido ganancias superlativas en dólares que superan el 70%. Mucho mayor fueron las utilidades que obtuvieron las cinco grandes agroexportadoras. Algunas de ellas denunciadas por fuga de dinero y elusión fiscal. Es el propio presidente de la federación Agraria, Oscar Peretti quien insiste en denunciar el contrabando de cereales que se realiza en puertos argentinos. Tal vez el caso más renombrado que fue objeto de una causa judicial es el de Vicentín. La justicia tras intervenir la empresa detectó que estafaron al Banco Nación en 300 millones de dólares, esto a través de un extraño crédito otorgado por el gobierno de Mauricio Macri cuando los balances de la empresa dejaban en claro que no podían ser beneficiarios de semejante crédito.