Por culpa del macrismo, 30.000 personas se quedaron sin agua y red cloacal, AySA dijo basta

Kicillof, Galmarini y Mendoza inauguraron obras de agua potable y red cloacal en los distritos de Quilmes y Avellaneda que habían sido abandonadas por el anterior gobierno


Cuando se habla de “tierra arrasada”, “país desbastado”, o “la falta de sensibilidad social” para comprender lo que dejó y generó el gobierno de Juntos por el Cambio -Macri y Vidal respectivamente-, tanto en nación como provincia de Buenos Aires, bien vale dimensionar las obras que AySA puso en marcha en los distritos Quilmes y Avellaneda que habían sido “abandonadas por el macrismo”. Estamos hablando de agua potable y red cloacal. Con sólo pensar que AySA al decir de Galmarini “amplió el presupuesto 2020 de 19 mil millones de pesos que nos había dejado el gobierno de Macri a los 90 mil millones de pesos que terminamos ejecutando”, revela claramente cuáles son las prioridades del actual gobierno: la población sobre la especulación financiera.


Fue en la jornada de ayer, que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, la presidenta de AySA y la intendenta de Quilmes ponían en marcha obras primarias de agua y cloaca, que “tienen por objeto la expansión del servicio a los vecinos y vecinas de la zona sur del conurbano”, tal cual graficaba la presidenta de la estatal AySa Malena Galmarini al momento de cortar las cintas junto al gobernador Kicillof y la intendente de Quilmes Mayra Mendoza. También estuvieorn en el acto de habilitación de obras, Carlos Bianco, Jefe de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires, y Agustín Simone, ministro de infraestructura de la provincia de Buenos Aires.

Los mandatarios se reunieron en la Estación de Bombeo Falucho, en Quilmes, y conversaron sobre las obras finalizadas “Red Primaria de Agua Avellaneda” y la “Red Primaria Cloacal Itatí”, que dan factibilidad de vuelco y abastecimiento a toda Villa Itatí. Las obras fueron en su conjunto, ejecutadas por AySA y financiadas por OPISU (Organismo Provincial de Integración Social y Urbana).


Al respecto, el gobernador comentó: “Este es un hito central, porque ésta es una obra que estaba abandonada, con deuda, y la gestión de Malena Galmarini, por indicación del presidente de la Nación Alberto Fernández, lo que hizo fue reactivarla y terminarla. Esto obviamente es la obra primaria, por un lado está lo que permite traer más agua para la zona y, por otro lado, la cuestión cloacal. Ahora lo que nos falta es la secundaria, vale decir, llegar a todos los hogares. Es un paso, pero es un paso central, porque es una inversión inmensa. Es una obra que en general cuesta hacer porque no se ve, es difícil de concluir, lleva tiempo, y después muchos la han abandonado. Nosotros no somos de esos, así que quiero agradecerle a AySA, a sus trabajadores y trabajadoras, a su presidenta, porque acá en la provincia nos están dando una mano para restituir derechos, devolver lo perdido y, al mismo tiempo, seguir trabajando en la mejora estructural de la provincia”.


Por su parte, Galmarini profundizó sobre la importancia de llegar con estos servicios a los barrios más postergados de la provincia para poder acompañar sus mejoras estructurales: “Tenemos muchos barrios que viven en terribles condiciones como en Itatí y Azul, y nos pusimos de acuerdo con todas las intendentas, con los intendentes, con las y los ministros, tanto de nación como de provincia, con el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof para comenzar a trabajar dentro de esos barrios. AySA hasta noviembre del año pasado no entraba en los barrios, llegaba hasta la puerta con la cantidad de agua necesaria pero no entraba. Se ha tomado la decisión que AySA, que es una empresa pública, de capital mayoritariamente estatal, con el presupuesto mayoritariamente de transferencias del Estado tiene que hacerse cargo de lo que pasa en los barrios más humildes del conurbano bonaerense. Es una deuda pendiente de muchas décadas. Los cuatro años del gobierno anterior no se hizo nada. La red creció sólo en un 1 %, no se hicieron obras de mantenimiento, de mejoramiento, que son obras indispensables, sino los caños se van rompiendo”.


A su turno, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, remarcó: “Lo que hoy presentamos no sería posible sin la articulación de los tres niveles del Estado: Nación, Provincia y Municipio. Y sin la articulación, principalmente, con los vecinos y vecinas del barrio que tienen que acompañar estos procesos que son largos, que llevan mucho presupuesto, y también muchos años de trabajo. Entonces, hay muchos años de desidia y de abandono que traen frustración en los vecinos, y el Municipio en ese sentido tiene una tarea fundamental, que es poder acompañar. Que hay un Estado presente, que hay una gestión como la de AySA que hoy sí se hace cargo de lo que Itatí necesita y pone en marcha estas obras que ya están a punto de terminarse y que van a beneficiar a muchos vecinos, en realidad, que van a garantizar el derecho a un servicio esencial como todos y todas nos merecemos. Desde el Municipio de Quilmes estamos muy agradecidos con esta gestión”.

La obra “Red Primaria de Agua Avellaneda” beneficiará a 30.000 vecinos y vecinas, y tiene como objetivo reforzar el abastecimiento de agua de la zona de Villa Domínico y Wilde, en el partido de Avellaneda, y brindar abastecimiento de agua a los barrios Villa Azul y Villa Itatí en el partido de Quilmes.


Por su parte, la construcción de los colectores denominados “Red Primaria Cloacal Itatí” beneficiarán a 20.000 vecinos y vecinas para la evacuación de los efluentes cloacales provenientes de las redes secundarias del Barrio Itatí, ubicado en el partido de Quilmes. Los efluentes descargarán en la Estación de Bombeo Falucho - Ampliación.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg

Categorías

300x250.gif