Pereza en el HCD: en 15 minutos calentaron el ambiente

Es el tiempo que demando la 9ª Sesión del Concejo Deliberante de Vicente López


Poco más de 15 minutos insumió la 9ª Sesión del Concejo Deliberante de Vicente López. Esto sucedía ayer frente a las narices de un nutrido grupo de personas integrantes del denominado Parlamento de la Tercera Edad. Los y las jubiladas, tal cual lo anticipado por Lo Nuestro, reclamaban “por sus equipos, lugar, archivos en su lugar de trabajo” ubicado en el quincho del HCD donde tenía depositado material de trabajo e infinidades de sueños y proyectos; ampliar información en siguiente link: Denuncian...


“Esperamos se ocupen de temas importantes y dejen de sesionar 15' minutos, hablando de deportistas y de recientes egresados de la Facultad. Hay muchos temas muy importantes que requieren urgente”, argumentaron con la bronca del caso, los y las integrantes del Parlamento.

Detrás del malestar reflejado por este grupo de vecino, subyace una cruda realidad: la fatiga legislativa que suelen mostrar la mayoría de los Concejos Deliberantes. Especialmente donde las mayoría parlamentarias ningunean, cuando no impiden debatir o analizar proyectos elaborados por la oposición.


Vicente López no es la excepción a la hora de esquivar e impedir el debate. No son los 15 minutos. Es la manifiesta falta de voluntad de un oficialismo, en este caso expresado por Juntos, que haciendo caso omiso a las reiteradas denuncias de concejales opositores –especialmente del bloque del Frente de Todos- reclamando poder debatir, termina sesionando poco más que por obligación. Además, revela la carencia de proyectos e iniciativas a la hora de elaborar Ordenanzas para la comunidad. Escuchar a concejales decir que “no había temas para tratar”, resulta lamentable.


Sabido es que muchos y muchas de las concejalas son limitadas en su capacidad laboral, autoridades incluidas; cuando no arrogantes. Salvo caminar locales partidarios y algunos barrios carenciados para lavar culpas, no es frecuente verlos transitar la vida atendiendo la realidad de la población a fin de elaborar proyectos. Caso contrario, no estarían insumiendo 15 minutos para una sesión.


Una clara muestra de la falta de respeto y destrato hacia las minorías, lo acaba de denunciar el concejal Roberto Pace del Frente de Todos. Presentó, de su autoría, 19 proyectos en lo que va del año: ninguno fue tratado, Todo cajoneado por disposición de la mayoría.


Lamentablemente, con casi 40 años de democracia, y tal cual están conformados institucionalmente los HCD donde las mayorías impiden debatir, si estos ámbitos legislativos no estuvieran, desgraciadamente el municipio podría seguir funcionado sin que la población lo advirtiera.


Frente a esta realdiad, habrá llegado la hora en debatir seriamente el rol y funcionamiento de los Concejos Deliberantes.

Lo propio sucede en el Congreso de la Nación. Es este espacio legislativo, las minorías, a base de poner palos en la rueda, impide que la mayoría gobernante pueda dar curso a infinidades de leyes. Y cuando logra (la mayoría) aprobar leyes, el Poder Judicial en clara sintonía con las minorías mete la mano.

300x250.gif
350x320 junio.gif