Paridad entre el Frente de Todos y Juntos en la provincia

A días de las elecciones, nadie se atreve firmar un triunfo taxativo para una de las dos principales alianzas en tierras provinciales. Intendentes se entusiasmas con una mayor participación electoral que podría derivar hacia un nuevo triunfo del Frente de Todos.

Foto ilustrativa


De considerarse serias y válidas las distintas encuestas que andan circulando y que llegan a las redacciones como ciertas en materia de confiabilidad técnica, estaríamos frente a un escenario electoral provincial de empate técnico. Algunas de ellas dan una leve ventaja a la lista del Frente de Todos (Victoria Tolasa Paz), frente a la de Juntos (Diego Santilli), 39,7% contra 38,7%, respectivamente. Otras, siempre en materia de intención de votos, sitúan a la derecha (Junto) obteniendo 41% frente a un 38% del peronismo. Como se ve, hay para todos los gustos y preferencias políticas. Y no faltan aquellos que dan victorioso al FdT.


Cabe recordar que durante las PASO, en la provincia de Buenos Aires, Juntos obtuvo cerca de 3.140.00 de votos (38%), mientras que el Frente de Todos mordió 2.780.000 votos (33,5%). En el 2019 los guarismos fueron muy distintos. En aquella oportunidad, el Frente de Todos, con Kicillof cono candidato a gobernador, sacaba el 52% de los votos, poco más de 5 millones de personas que se inclinaban por este espacio. En tanto, Vidal obtenía un 38%, cerca de 3.600.000 de sufragios.


Como se observa, la pérdida de votos recayó en ambos espacios. Más considerable lo fue para el Frente de Todos. Cuestión que lleva a que algunos analistas consideren como factible que el peronismo recupere votos el próximo 14 de noviembre. “El peronismo tiene una capacidad de resilencia electoral compleja de explicar, sólo entendible o comparable con un instinto de supervivencia especial que le permite regresar al poder en momentos en que muchos lo dan por muerto”, comentaba un reconocido encuestador nacional frente a un auditorio de empresarios de multinacionales y locales.


Evalúan, no pocas encuestadoras y analistas, más factible que el FdT recupere votos a que lo haga, de manera prominente, Juntos. Más teniendo en cuenta que la derecha reaccionaria que expresa José Luis Espert (Avanza Libertad) podría sumar más puntos a los 5 logrados en las PASO. Cifra similar mordía el Frente de Izquierda.

Siempre en tren de especulaciones otras encuestadoras, por caso FGA, Federico González y Asoc., da cuenta de que la derecha (Juntos) estaría sacando un 43%, frente a un 37,2% del Frente de Todos. Por su parte, Espert, 7,7%; Nicolás del Caño (FI), 5,7%; Florencia Randazzo 5,1% y la derecha evangélica (Cintya Hotton), 2,3%. Del 83 a la fecha, no se conocen encuestadoras que hayan anticipado con cifras contundente, triunfos electorales: los desaciertos fueron la constante.


Por lo pronto, el clima que hoy reina en los distritos de la región norte -en las PASO, vale recordar, Juntos sacó ventaja sobre el peronismo-, y en particular en aquellos donde el Frente de Todos gobierna, es muy distinto a lo que sucedía luego del 12 de septiembre.


Intendentes como Julio Zamora (Tigre), Juan Andreotti (San Fernando), al igual que Fernando Moreira (San Martín), coindicen en dos puntos fundamentales que indicarían que el triunfo electoral podría regresarles a la boca. Por un lado, manifiestan que “en las calles, en los barrios comienzan a verse interesantes indicadores económicos, volvieron los bolsones de arenas en la puerta de las casas, el consumo en el almacén repunta”. Por otro lado, aquella bronca que se expresó con un bajo índice de votantes en la jornada del 12 de septiembre y que tanto afecto en particular al FdT, en las elecciones del 14 de noviembre se estaría revirtiendo. Aseguran, que también hubo cierto desdén al momento de ir a las urnas debido al temor al contagio, y porque daban como seguro un triunfo en las PASO por lo tanto “para qué voy a ir a votar”.

300x250.gif
350x320 junio.gif