Malena Galmarini pone el acento en el principio de Comunidad Organizada

La dirigente política y presidenta de AySA aseguró en un Foro de la Cámara Argentina de la Construcción que “Cuando el Estado, los empresarios, los sindicatos y las y los trabajadores se juntan podemos lograr enormes cosas”.


“Cuando el Estado, los empresarios, los sindicatos y las y los trabajadores se juntan podemos lograr enormes cosas”, sostuvo la presidenta de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), Malena Galmarini, al momento de participar de la edición del Foro “Construyamos Equidad” organizada por la Cámara Argentina de la Construcción. Para muchos, las expresiones de Galmarini remiten al concepto de Comunidad Organizada por el cual tanto brego Juan Domingo Perón. Si la característica principal del Justicialismo por el cual aún hoy sigue enamorando, es la movilidad social ascendente. Aquella que permite que cada individuo se realice, concrete sus sueños en la medida que el otro, el próximo, también los puede concretar. De ahí la importancia de que empresarios, sindicatos y las y los trabajadores “se juntan podemos lograr enormes cosas”.


“En un país que está viviendo una crisis económica luego de un gobierno de cuatro años donde se desalentaba el trabajo en oficios, en industrias, en empresas, y luego de dos años de pandemia y ahora viviendo una guerra, lo que necesitamos es incluir más y más personas al mundo laboral para producir y con eso generar una riqueza que después se redistribuya para todas y todos”, detallo Galmarini. Al mismo tiempo, la referente celebró a todos los actores involucrados en este cambio de cultura que se está promoviendo con la inclusión de la perspectiva de género: “Quiero agradecer enormemente a la Cámara de la Construcción, al sindicato UOCRA, al sindicato SGBATOS y a un Estado, un gobierno, que puso las cuestiones de género en la agenda de la alta política y en la agenda pública. Cuando las cuatro patas que conforman una sociedad se juntan, es decir el Estado, los empresarios, los sindicatos y las y los trabajadores, podemos lograr enormes cosas”.


En objetivo del Foro organizado por la Cámara dela Construcción -sector seriamente beneficiado por la obra pública y la construcción privada- es generar un espacio para articular junto con los representantes privados y públicos que conforman la cadena de valor sectorial, una agenda contextualizada para sinergizar esfuerzos en la promoción de un cambio cultural con la perspectiva de género como eje central.


Hugo Molina, presidente de la Comisión de Capacitación y Desarrollo Pyme de la Cámara Argentina de la Construcción, y quien estuvo moderando el panel de la presidenta de AySA, señaló: “La industria es una cadena de actividades y empezamos a entender que nuestra inserción laboral en ese trabajo estaba mal, que las tareas que le dábamos en obras a las mujeres eran tareas no calificadas, y que podíamos encontrar un punto donde esa inserción laboral, pensando en el tema de violencia sobre la mujer y buscando la independencia economica, sea su llave a la libertad. La construcción es una industria que permite con poca formación que acceda al trabajo un grupo de gente que nosotros mismos desde las políticas del Estado nacional, con el Ministerio de Trabajo, podemos capacitar. Hoy ya tenemos 18 oficios acordados y aprobados para certificar para las mujeres”.