Macri promete despidos masivos, privatizaciones y baja de jubilaciones

En su libro "Para qué" enumera las medidas que piensa tomar si vuelve al poder.


A diferencia de la campaña electoral del 2015 que dijo una cosa y realizó otra cuando llegó al gobierno, en estos momentos, Mauricio Macri es claro y directo. Promete despidos masivos, especialmente en el ámbito estatal -en todos los niveles-, privatizaciones y baja de jubilaciones -además de privatizarlas; el regreso de las AFJO-, y apertura indiscriminada de importaciones lo que implica destrucción de miles de PyMes. Así lo explica en su libro "Para qué" en el que enumera las medidas que piensa tomar si vuelve al poder. En definitiva, el ex presidente insiste en poner en marcha el modelo neoliberal, el del libre mercado que tantos estragos continúa generando en no pocos países.


Además, el macrismo contempla ampliar al sistema de peaje llevando las tarifas a valores internacionales. De concretarse este criterio, los valores de transporte y logística de las empresas se verán sobrepasado. En definitiva se encarecerán los productos que diariamente consumen los argentinos.


Según dejaron trascender en el entorno del ex presidente, empresas como Aerolíneas Argentinas, YPF, ARSAT; AySa, Canal 7, Ferrocarriles Argentinos¡, y grandes extensiones de tierras y predios en manos del Estado Nacional, por caso Campo de Mayo, las 16 hectáreas que Radio Nacional tiene en Gral. Pacheco y las 16 hectáreas del ex Club ECOSOL de Rincon de MIlberg se encuentran bajo el radar de Juntos por el Cambio con el objeto de entregarlo al sector privado.

También analizan arancelar el sistema universitario y el de la atención de la salud. Y, al igual que lo concretado en el anterior gobierno, promete cerrar Ministerios, especialmente aquellos que "atenten" contra el libre mercado.


De algún modo, y tal cual se desprende de lo escrito en el libro, la propuesta del ex presidente es un revivir del menemismo. El plan que propone Macri incluye privatizaciones, despidos masivos, apertura de importaciones y reformas laboral, sindical, previsional y fiscal. Y todo con aval represivo porque “el derecho de protesta debe encontrar un límite”.


Macri sostuvo que el eje de su administración se basará en una “reducción drástica del gasto público” peor que en su primera presidencia. A tal efecto, contempla despidos masivos en el Estado nacional, y lo propios exigirá para las provincia y municipios. De este modo, en caso de que Juntos llegue al gobierno, los despidos comenzaran con los cientos de miles de empleados contratados que llevan años trabajando en el estado.


Despidos masivos: “Cada ministerio, cada área, cada repartición pública deberá impulsar todas las reducciones que sean necesarias de manera urgente e inmediata.”


Privatizaciones: “Existe una larga lista de empresas públicas que deberán pasar a ser gestionadas por el sector privado sin excepciones, o que deberán ser eliminadas.”


Fin del fomento a la industria nacional: “Construir una economía abierta y aprovechar las oportunidades que tenemos en el mundo para nuestros productos, sin que esto se traduzca en subsidios.”


Apertura de importaciones: “El nuevo gobierno no estará en condiciones de seguir defendiendo el proteccionismo a costa de los bolsillos de los consumidores.”