La Argentina que ocultan: En Tigre, entregaron nuevas viviendas del Procrear II

El acto estuvo encabezado por Malena Galmarini, José Lingeri y Luciano Scatolini. Se trata de viviendas construidas en RIncón de Milberg


Cuando la necedad, el odio, la venganza y el fanatismo invaden o atraviesan la vida de los y las dirigentes al sólo efecto de crear un clima desestabilizador y no de tolerancia y respeto en la diversidad, se sabe quiénes salen perjudicados. Las malas nuevas, las malas noticias, es el combustible del cual alimenta dicha maquinaria. No en vano, ningunean o minimizas logros colectivos por considerarlos que esto podría reportar beneficios al gobierno de turno. Es la Argentina que pretenden ocultar; prefieren ventilar una sola cara de la moneda, la que todo el mundo conoce. La otra cara de la moneda son las constantes entregas del Plan Procrear II que acaba de der nueva muestra de eficiencia y adecuada presencia estatal, en este caso, en Tigre. Más precisamente en Rincón de Milber donde se entregaron nuevas viviendas.


El acto de entrega estuvo presidido por la presidenta de AySA, Malena Galmarini, y el secretario general del Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (SGBATOS), José Luis Lingeri, que junto al secretario de Desarrollo Territorial, Luciano Scatolini, en representación del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat que conduce Jorge Ferraresi, entregaron una vivienda a una trabajadora de AySA en el Desarrollo Urbanístico Procrear de Tigre que se enmarca en la operatoria de cogestión con el sindicato SGBATOS.


El programa de cogestión con sindicatos tiene como objetivo facilitar el acceso a la vivienda promoviendo la participación activa de las organizaciones sindicales a través de acciones que faciliten la asequibilidad de soluciones habitacionales para las y los trabajadores, vinculando el derecho a la vivienda con el derecho al trabajo.


Luego de una recorrida por la zona y la propiedad a entregar, Galmarini declaró: “Son estas cosas que emocionan hasta las lágrimas, por la alegría que tienen ellos después de tantos años de vivir en la casa de su suegra, de pensar si alquilaban o no, por el peso que tiene en una economía familiar el alquiler por este tiempo. Así que estar acá en Tigre en este complejo que fue tan duro de pelear durante el gobierno de Macri que no querían terminar, es para mi una enorme emoción y alegría”.


El Secretario General de SGBATOS, por su parte, señaló: “El hecho de poder entregarle hoy una nueva vivienda a Micaela, a su esposo, a sus hijos, es una cosa que nos llena de satisfacción y de alegría en un momento crítico para los argentinos, pero bueno esto también nos renueva con fe y con optimismo para seguir trabajando. Ojalá que este hecho que hoy se produjo lo podamos reproducir en cantidad para solucionar un problema de hábitat que tienen nuestros trabajadores. Esto es una asignatura pendiente, nosotros hicimos un relevamiento con los trabajadores de AySA y se detectaron 3.000 trabajadores y trabajadoras con esta demanda insatisfecha ya que hoy están alquilando”.


En esa misma línea, Scatolini resaltó: “Muy contento, pudimos recuperar este programa que es una política pública que ya tiene más de 500 mil argentinos y argentinas beneficiados, y la verdad que reimpulsarlo en coordinación con los trabajadores, con su sindicato, con empresas como AySA que tanto hacen por, no solo mejorar la vida del trabajador de la empresa sino de los argentinos en su conjunto para nosotros es una enorme satisfacción porque entendemos que es un justo reconocimiento a quienes desde el estado también vienen aportando a que vivamos en un hábitat mucho más digno”.


En Tigre, val recordar, se han construido 442 viviendas de las cuales, desde el inicio del Programa Procrear, ya se entregaron 431. Por su parte, en el marco del Programa Federal Casa Propia se han otorgado hasta el momento 811 créditos de las diversas líneas (destinadas a la construcción y el mejoramiento de la vivienda) por un monto desembolsado de $451.448.758. Todo esto supone la generación de 969 puestos de trabajo.


Micaela Salto, trabajadora de AySA y beneficiaria del nuevo departamento de 4 ambientes, no dudó en demostrar su emoción por este gran momento: "Se nos presentó esta oportunidad y no lo puedo creer. Mis hijos no lo pueden creer. Van a tener una habitación para cada uno. Ellos tienen mucha diferencia de edad, mi hijo tiene 20 y mi nena tiene 8, eso es imcompatible. Es como un sueño para ellos, están super emocionados de que cada uno va a tener su privacidad. Quiero ya armar todo, focalizar en que mis hijos estén bien, estén cómodos".

300x250.gif
350x320 junio.gif