HCD de San Isidro: feroz interna en el bloque Cambiemos

Al momento de tratarse el proyecto del llamado a licitación para “la concesión del diseño, provisión, instalación y mantenimiento del mobiliario urbano”, el bloque oficialista fue castigado por su propia gente, el concejal macrista Ramón Lanús votó con el peronismo y el vecinalismo. El concejal Mateo Bertolini (FdT) extrañamente se ausentó del recinto permitiendo que se imponga el proyecto oficial

Foto: Kirchneristas y massistas -todos peronistas al fin -, presentaron un proyectos que recibió el respaldo del bloque vecinalista y el de un macrista


Como si fuera el correlato de una crónica anunciada que se traduce en el terreno político, el bloque de Cambiemos pagó en carne propia la feroz interna por la que atraviesa por estas horas. El concejal ultramacrista Ramón Lanús, conocido por haber emprendido el remate y entrega, entre otras propiedades, del Golf de Villa Adelina –finalmente se frustró gracias a la presión vecinal y del bloque del PJ, y el acompañamiento del intendente – votó por la negativa a la hora de respaldar un proyecto relevante para el municipio; optó por acompañar el proyecto del bloque del Frente de Todos.

En el recinto había dos proyectos en pugna: el del oficialismo y el de la minoría presentada por la oposición: FdT, y el vecinalismo; el ultramacrista Ramón Lanús se sumó a esta corriente. Finalmente se impuso el oficialismo ya que el concejal Mateo Bertolini (FdT que responde a Santiago Cafiero) oh, casualidad, se ausento al momento de la votación. Esto permitió que el possismo no fuera derrotado; 12 votos contra 11 de la oposición fue el resultado.

En cuanto a lo sucedido en el recinto en la jornada de hoy, se trata de la votación del llamado a licitación para la concesión del diseño, provisión, instalación y mantenimiento del mobiliario urbano, es decir, de los refugios de colectivos y pantallas LEDs existentes en el distrito.


En cuanto al polémico ex funcionario (Lanús), vinculado a la derecha más complicada que tiene Juntos, volvió a enfrentar a Gustavo Posse. Primero lo hizo al intentar vender el Golf de Villa Adelina, que al igual que todas las “joyas del estado” vendidas por el anterior gobierno terminaría en manos de amigos, luego en una interna partidaria donde fue derrotado 75 a 25, y ahora en el recinto. En este caso, ganó acompañando al peronismo y al vecinalismo que comulga con Juntos.


Al proyecto del possismo, la oposición le había presentado un despacho en minoría donde se establecían una serie de medidas tendientes a transparentar el proceso licitatorio incorporando criterios para determinar la adjudicación a la empresa que resultara más conveniente a los intereses municipales sobre la base de la mejor oferta económica, los antecedentes comerciales y técnicos de las empresas oferentes y la propuesta técnica y tecnológica.


Al respecto, la presidenta del bloque Frente Renovador-Frente de Todos, la Concejala Durand precisó: “Queremos que las paradas estén pensadas en función de los vecinos y no en función de las empresas, por eso pedimos que se incluya información para los usuarios sobre recorridos, horarios e información útil, aparte de un diseño accesible para personas con movilidad reducida, lamentablemente no todos los concejales estuvieron de acuerdo, algunos priorizaron sus relaciones con las empresas y con el Intendente en lugar de dar la cara para representar a los vecinos”.


La Presidenta del Bloque del Frente de Todos, la concejal Milena Lamonega aclaró: “Es fundamental que se priorice en la contratación a quienes viven en San Isidro, se debe generar empleo de calidad en el distrito, promoviéndolo desde las contrataciones que realiza el ejecutivo local, además para superar la brechas de género en el acceso al empleo, propusimos que se establezca la paridad dentro de la nómina”.


Y en relación a Cambiemos, el Concejal del Frente Renovador Federico Meca manifestó: “Resulta muy llamativo el quiebre del interbloque de Cambiemos, con uno de los concejales más cuestionados y denunciados por corrupción en el gobierno de Macri como Ramón Lanús no acompañando a su bloque”.


Por su parte, el concejal Gastón Fernández, conductor de La Cámpora, comentó que "una vez más nuestra comunidad pierde calidad institucional frente a los caprichos de un possimo que poco y nada respeta a la oposición"


Si la unidad en el orden nacional y provincial entre el kirchnerismo y el massismo es una realidad efectiva, esto también se tradujo en el recinto. Aún estando cada sector en bloques separados (lo que para el peronismo sería "nos dividimos pero en realidad nos estamos reproduciendo"), la interacción política entre ambos espacio es, en gran medida, una buena sinfonía.


300x250.gif
Gestoria Noemi ok.jpg