top of page

Galmarini le pone freno al tren fantasma macrista

Frente a declaraciones y postura que considera temorosas e indenciarias por parte de dirigentes de Juntos por el Cambio

Foto Archivo: Sebastián Galmarini


Alguien, hace muchos años, dijo algo así como que “es más fácil engañar a la gente que convencerlos que han sido engañados”. Desafortunadamente, gran parte de la humanidad, producto de las redes sociales, de la concentración informativa y de la inescrupulosidad de dirigentes, de todo tipo y colores, y seguramente de tantas cuestiones más, prefiere creer en falsos relatos. Se siente cómodos. No quieran escarba más allá de la superficie. Son gente que confía en los emisores de esos falsos relatos. Gente, crédula, ingenua, de buena fe, y no faltan, por cierto, los que a sabiendas de que son relatos falsos y sin sustentos técnicos o científicos, optan por avalar esos discursos. La pandemia los puso en fila y los mostró con claridad. Fueron los anti vacunas. Los que aseguraban que la vacuna era veneno y la pandemia un invento de los poderes internacionales (EE. UU y China) que procuró someter a la humanidad. Sin ir muy lejos, en Argentina, dirigentes de Juntos por el Cambio fueron a la justicia a llevar semejante ridiculez. También marcharon las calles repudiando las medidas sanitarias que evitó la muerte de muchas más personas.


Así y todo, el falso relato continúa. Así lo entiende el dirigente peronista Sebastián Galmarini quien acaba de cruzar a Juntos por el Cambio por un texto subido a las redes sociales. En el mismo, el PRO, partido que expresa el sentimiento macrista y conduce a Juntos por el Cambio, dice que “Las maniobras cortoplacistas del oficialismo no son gratis”. Las expresiones se compadecen con el maniqueo relato de Mauricio Macri quien aseguró, días atrás en La Pampa, que "a pesar de la bomba económica que está dejando este gobierno, la Argentina tiene un enorme futuro".


Además, la mesa de Juntos por el Cambio, que alienta una devaluación, insiste en que la política económica del gobierno “ha puesto al país ante un delicado escenario de fragilidad financiera que eleva el riesgo de una salida caótica. En suma, una situación que, lejos de resolver los problemas, intenta irresponsablemente desplazar su impacto al día después de las elecciones".


Junto a este mensaje, Juntos insiste que cerrarán empresas estatales, y generarán un plan severo de despido en el Estado nacional –cerca de 1 millón de empleados-, en gobernaciones y municipios, liberaran las importaciones, irán por flexibilización laboral, bajaran impuestos, y cargas sociales, y dejarán que el dólar se acomode según lo determine “el mercado”, que en realidad son un grupo de empresa que digitan precios y rentabilidad.


En el afán de ejercitar la memoria, y no dejar pasar el tren fantasma como si nada, “El Patito” Galmarini aseguró que estos dirigentes “están jugando con fuego”. La referencia del sanisidrense se debe a los constantes y encendidos discursos virulentos y cargados de odio que destina la derecha nacional sobre el peronismo. "Estamos siendo gobernados por la peor versión del peronismo”, declaró el ex presidente en su paso por La Pampa en plena campaña proselitista.


Años anteriores, el gran terror nacional, según la dirigencia de Juntos por el Cambio, era el kirchnerismo. No se animaban a cuestionar al peronismo. Sin embargo, ahora, con el calendario electoral en marcha y con las elecciones que parecen augurar un triunfo ajustado del oficialismo, la oposición carga con todo y sin pudor.


Por eso, la respuesta de Sebastián Galmarini al decir, también por redes sociales, que el macrismo….


“Están jugando con fuego.

Detrás de declaraciones explosivas y marketineras, sufrimos todos los argentinos con angustia.

Ya lo vivimos con el gobierno de

@mauriciomacri

que defaulteo la deuda en pesos, devaluó la moneda e impuso el cepo.

No deberíamos tropezar con la misma piedra.


El mensaje que el PRO subió a las redes sociales, e inquieto al dirigente peronista decía:


@proargentina

Las maniobras cortoplacistas del oficialismo no son gratis. La deuda del BCRA obliga a que el oficialismo siga emitiendo, y que los argentinos vivamos con un 94,7% de inflación. Esto no solo nos afecta el presente, sino que también nos condiciona el futuro. ¿Qué país nos dejan?


Lo que resulta llamativo y despierta la controversia por la endeblez del mensaje de Juntos es que el gobierno nacional, a través del Ministerio de Economía, viene de anunciar la recompra de deuda por más de 1200 millones de dólares. Lo que demuestra cierta solvencia financiera por parte de Banco Central.


Esto significa que todo marcha viento en popa, no. Aún existiendo datos muy alentadores, por caso desempleo, capacidad industrial instalada, actividad comercial, faltan ajustar varias clavijas. Así y todo, el relato que intenta imponer sectores opositores, donde todo es negativo, agorero y desalentador, no hace más que abonar aquello que “es más facial engañar a la gente que convencerlos que han sido engañados”.

תגובות


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page