Evasores, o delincuentes?, VIP a bordo de lujosos yates

ARBA detectó 82 embarcaciones de lujo sin declarar en un parque náutico de San Fernando


Cuando algún desprevenido se pregunta por qué el país registra un 42% de pobreza, la respuesta, en parte, habrá que buscarla en la evasión impositiva, la fuga de capitales y la elusión tributaria. Y si esto no fuera suficiente, para comprender el porqué de tanta población empobrecida, habría que observar al bloque macrista que acaba de rechazar cobrar impuestos progresivos a los que más tienen. Esto viene a cuento de que ARBA detectó 82 embarcaciones de lujo sin declarar en un parque náutico de San Fernando. Días atrás sucedía algo parecido con el pago de patentes: autos de alta gama adeudan más de 20 millones de pesos. Un rubro especial merece la evasión de productores agropecuarios, esto se mide en decenas de millones de dólares.



Por lo pronto, durante un operativo realizado en un importante amarradero de San Fernando, equipos de fiscalización de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires detectaron que 82 yates, lanchas y veleros no se encontraban registrados ante el fisco y, de esa manera, sus dueños evadían el pago del Impuesto a las Embarcaciones Deportivas. Muchos de los titulares de las mencionadas embarcaciones son empresarios ligados a Juntos por el Cambio


Al respecto, el director de ARBA, Cristian Girard, explicó que “estos controles en el sector náutico apuntan a regularizar la situación de quienes poseen embarcaciones de lujo sin declarar”, y resaltó que “queremos terminar con la especulación de ciertos sectores de la sociedad, de alto poder adquisitivo, que deciden no inscribir sus yates y evadir así el pago de impuestos”.


“Las guarderías tienen la obligación de informarnos las matrículas de todas las embarcaciones que amarran en el lugar. Esa información se cruza con la base de datos de ARBA para detectar las que no están registradas. En este caso, verificamos en un operativo presencial que, del total de yates, veleros y lanchas en infracción, había 19 con precios de mercado que van de U$S350 mil a U$S1,5 millones. Sus dueños nunca los declararon, lo que es un despropósito e injustificable. Y fueron intimados para que regularicen inmediatamente su situación”, subrayó Girard.


La Agencia de Recaudación envió intimaciones a cada titular de las embarcaciones sin declarar para notificar que procederá a dar el alta de oficio de esos bienes, de manera de cobrar el impuesto adeudado y las multas correspondientes.


A lo largo de este año, en las fiscalizaciones sobre el sector náutico ARBA detectó casi 3.000 embarcaciones que estaban sin declarar, y 259 de ellas ya fueron inscriptas al padrón.


Por otra parte, intimó a 37.403 contribuyentes que registraban deudas por $2.790 millones en concepto de Impuesto a las Embarcaciones Deportivas, y recuperó $488 millones por cuotas impagas.


La fiscalización durante 2021 también incluyó a responsables de amarres y guarderías náuticas: 297 recibieron intimaciones por no presentar declaraciones juradas de Ingresos Brutos o, directamente, por no haberse inscripto en ese tributo. En tanto que a otras 66 se les iniciaron sumarios por incumplir el régimen de información con ARBA.


En los últimos meses, a la par de los controles sobre las embarcaciones de lujo, la Agencia de Recaudación profundizó las fiscalizaciones sobre vehículos de alta gama, con el objetivo de continuar reduciendo la evasión y el incumplimiento fiscal en aquellos sectores de mayor capacidad patrimonial.

300x250.gif
350x320 junio.gif