El gobierno refuerza asistencia alimentaria y se aguarda otra vuelta en control de precios y tarifas

Ante la segunda ola de contagio, el Ministro Daniel Arroyo también anuncio que que "si la situación lo amerita habrá medidas adicionales".

Foto archivo: Arroyo junto al intendente Moreira


El ministro de Desarrollo Social, y vecino de Olivos, Daniel Arroyo, anticipó que el gobierno reforzará la asistencia alimentaria y ayuda a los sectores más pobres ante la segunda ola de coronavirus y afirmó que "si la situación lo amerita habrá medidas adicionales".


En un diálogo con la prensa, Arroyo detalló que en Rosario "seguimos la situación de la Tarjeta Alimentar que alcanza a más de 31 mil personas de esa ciudad, básicamente madres con chicos menores de 6 años que tienen la tarjeta que se carga el tercer viernes de cada mes".


"Reforzamos el 50 por ciento del monto de esa tarjeta para acompañar a la buena nutrición que es una forma de generar trabajo", dijo a Telefé Rosario y detalló que se trata de "248 millones de pesos que el tercer viernes de cada mes llega a las familias rosarinas, a las madres que van a comprar y mueven la economía local".


También se refirió al trabajo al destacar que con las "más de 14 mil personas que están en el programa Potenciar Trabajo se tomarán medidas adicionales a las que estamos haciendo según vayamos viendo cómo funciona cada sector productivo".


Luego, en declaraciones al Canal 13 de la ciudad de Santa Fe, precisó que en esa provincia "hay 110 mil madres que cobran la Tarjeta Alimentaria" y anticipó que se va a reforzar la asistencia alimentaria porque "hay un 42% de pobreza".


Arroyo mencionó que desde el inicio de la pandemia han encarado "tres grandes acciones: la asistencia alimentaria, que llega a diez millones de personas; el cuidado del trabajo, con el programa Potenciar Trabajo, que llega a 850 mil personas que cobran la mitad del salario mínimo y la urbanización de los barrios populares y la construcción de jardines".


Por otro lado, indicó que "el IFE y el ATP no están presupuestados este año", pero remarcó que hay un compromiso del presidente Alberto Fernández de "que si la situación social se complica, si hay restricciones con áreas productivas, con algunas actividades, vamos a tomar medidas adicionales". Un reclamo, el de IFE y ATP, que por estas horas exigen sectores sociales y comerciantes y Pymes. La necesidad de garantizar dinero en el bolsillo de la población, no sólo mitiga la coyuntura del ciudadano de a pie, el que más mal la esta pasando, también motoriza el consumo. La otra cara que se le exige el gobierno es aplacar tarifas y ejerce un control estricto de precios, especialmente en alimentos.


Arroyo recordó que en el presupuesto del año pasado su área arrancó con 84 mil millones de pesos y terminó ejecutando 240 mil millones de pesos, con lo cual "se triplicó el presupuesto".


"Con el contexto de pandemia, todos los programas mencionados están presupuestados pero vamos a tomar medidas adicionales en la medida que la situación lo amerite, que tiene que ver con sectores productivos que tengan dificultades o personas que tengan restricciones para hacer changas o actividad económica", añadió.


Remarcó la "fuerte presencia del Estado nacional" y dijo que "la indigencia, que es del 10,5%, hubiese sido del 27,9% si no hubiésemos tenido la Tarjeta Alimentar, el programa Potenciar Trabajo y el IFE".


Al destacar que "el gran tema es el precio de los alimentos", sostuvo que la asistencia alimentaria "antes de la pandemia llegaba a ocho millones de personas, pasamos a tener once millones en el momento más crítico, bajamos a diez millones y hace dos meses se sostiene" en esa cifra.


Por otra parte, el ministro resaltó que en Entre Ríos más de 46.000 familias reciben asistencia a través de la Tarjeta Alimentar y unas 15.000 personas son beneficiarios del programa nacional "Potenciar Trabajo".


Y, advirtió que la "segunda ola (de coronavirus) generó rebrotes significativos en otros países de América Latina", por lo que pidió "reforzar los cuidados en las próximas tres semanas, con las reuniones sociales, pero sostener la actividad productiva y económica y las clases presenciales".


Arroyo recordó que durante 2020 el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) mostró "el nivel de informalidad de Argentina, donde casi 9 millones de familias recibieron, en un país que tiene entre 15 o 16 millones de familias".


"La situación más crítica está entre los jóvenes y principalmente en las jóvenes", puntualizó Arroyo y sostuvo que por ello se puso en marcha un programa de jóvenes de 18 y 29 años para que "presenten proyectos, que son financiados, y tienen una beca de $8.500 hasta 12 meses".

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

300x250.gif