Leche a un 40% menos que en los comercios

El gobierno presentó un nuevo sistema de pasteurización que permite envasar leche en condiciones óptimas. Las economías locales y el cooperativismo como impulsores de una nueva matriz productiva.

Con el afán de buscar mecanismo que optimicen la producción lechera, que el consumo no sea un privilegio de pocos, bajar costos, optimizar calidad, impulsar las economías locales y potenciar el andamiaje cooperativista, entre otras cuestiones, el Gobierno nacional presentó un sistema de pasteurización de la leche en origen, que según estimaron, permitirá reducir hasta un 40% el precio de venta en los mercados de proximidad. Así lo acaba de anunciar el ministro de desarrollo Social Daniel Arroyo y su par de agricultura Luis Basterra al participar del lanzamiento de una máquina que envasa -sachet- bajo estrictas normas de seguridad y calidad alimentaria. Detrás del desarrollo se ubicaron el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y UBA en lo que a patente y normalización de refiere.

En esta primera etapa, se producirán 13 ensachetadoras para 96 familias de productores de seis provincias argentinas. Además de la baja en el precio, el emprendimiento apunta a garantizar la inocuidad y calidad en las pequeñas cuencas tamberas.

Esta tecnología es novedosa en el país y permite envasar, pasteurizar y enfriar leche fluida en condiciones óptimas. Diseñada como alternativa para el trabajo en esquemas pequeños de producción -muchas veces nucleadas en cooperativas-, la tecnología permite que estas cadenas de baja escala agreguen valor a su materia prima, mientras que las familias que viven de esta producción pueden obtener una rentabilidad mayor que si la venden su leche a la industria.

El aporte del INTA y UBA, consistió además de lograr bajar el precio de venta al público, reducir kilómetros. Si hoy, el circuito entre producción y venta en góndola insume cerca de 750 kilómetros, ahora, con estas nueva envasadoras, el recorrido rondara los 20 kilómetro. Así como la distancia achica costos, el otros factor relevante es el trabajo cooperativista que rodea a la anunciada producción. Las cooperativas, vale mencionar y tal cual gustaba explicar el recientemente fallecido Mario Cafiero al momento de asumir el frente del INAES; es el "tercer motor que mueve la economía nacional" y aseguraba que más de 20 millones de personas viven y producen entorno a las cooperativas. El desarrollo cooperativista es muy fuerte en piases como Francia, Italia donde pequeños productores logran además de sustentabilidad comercial, comercializar sus productos al punto de desplazare a grandes marcas: tanto por precio como por calidad.

El sistema se encuentra en la última fase de validación técnica y según señaló el ministro Arroyo, además de mejorar las condiciones ambientales para la producción y mejorar el ingreso de las familias productores, permite una baja en su precio final de venta. Por su parte, el ministro Basterra expresó que "esta tecnología llega a la agricultura familiar, un área que tiene grandes posibilidades si se les brinda los instrumentos para que pueda desplegar su potencial".

300x250.gif
350x320 junio.gif