Duro cuestionamiento a jueces macristas por detenciones domiciliarias de genocidas

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Zona Norte así lo expresa en un documento

“La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Zona Norte de la Provincia de Buenos Aires, (APDH ZONA NORTE) rechaza enérgicamente la Prisión domiciliaria al Genocida Marcelo Cinto Courtaux, otorgada por la Cámara Federal de Casación Penal, con la firma de los Jueces Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci” reza el comunicado de prensa emitido por el organismo que en el orden regional preside Damián Ravenna. La clara postura de la APDH provine en que, a diferencia de otros detenidos que por cuestiones de riesgos sanitario o bien porque están transitando con salidas transitorias los crímenes de lesa humanidad tienen la particularidad de no gozar de dichos beneficios constitucionales.

Un detalle no menor es que los mencionado jueces son de neto cuño macrista que, al igual que la Jueza Julia Márquez -ligada a Cambiemos- en un operativo mediático tiró cifra que no eran cierta sobre la cantidad de presos a los que se le otorgó la prisión domiciliaria. Luego se desdijo como si esto fuera un juego de niños: el daño ya estaba hecho. Otro aspecto que no se podrá soslayar dentro del marco que por estas horas cubren pantallas de TV y medios cercanos a Juntos por el Cambios es que, el procurador provincial, el ultramacrista Julio Conte Grand nombrado por Vidal sin habar pasado el tamiz que exige la Constitución Provincial, es otro de los que alimentan las usinas que intentan responsabilizar al gobierno por las detenciones domiciliarias.

Para la APDD Zona Norte, “dicha prisión domiciliaria contradice la posibilidad real de fuga de un privado de la libertad como el mencionado Courtaux, quien estuvo prófugo de la justicia, además de estar al día de hoy acusado como jefe del destacamento 201 de inteligencia dependiente del comando del Instituto de militar de Campo de Mayo, de secuestros, torturas, desapariciones y asesinatos, en el juicio que se está llevando a cabo en el Tribunal Oral y Criminal Número 4, de San Martín, en la Megacausa conocida como “Contraofensiva Montonera””.

“La prisión domiciliaria como hemos sostenido, en el marco de esta pandemia, no debe ser para aquellos que cometieron delitos graves, como es el caso de los genocidas, volvemos a sostener que el único lugar para un genocida es la cárcel”, concluye el comunicado acercado a Lo Nuestro.

300x250.gif
350x320 junio.gif