San Fernando "insoportable": escuelas privadas caen bajo las garras del Estado municipal

Al igual que las escuelas públicas, el municipio asiste a la enseñanza privada. En este caso, con pintura, mobiliario y la renovación de sus veredas del Colegio Parroquial San Pablo



Insoportable, molesto, irritante. Palabras que suelen invadir la subjetividad de un sector de la población que cuestiona, degrada y desprestigia al Estado “por su intervención”, por el “acoso tributario”, “no podemos llevar nuestros dólares a fuera”, o peor aún, y por solidarizarse con los que más necesitan. Sin embargo, nada dicen cuando subsidian tarifas para calefaccionar piletas, o lo compensan si las sequías o inundaciones arruinan la cosecha. Tampoco se quejan al momento de sostener el boleto de transporte (región AMBA) muy por debajo al valor que paga el resto del país. Son lo que salen manifestarse por las calles cortando rutas -mataron a un camionero semana atrás- con el argumento de que el Estado todo lo devora. Se exhiben como aquellos que abrazan a la cruz de la intolerancia y la irracionalidad y se persigan sin contradicciones, mientras el Papa habla de la “cultura del descarte” en clara referencia a estos sectores individualistas.

Como si fuera la otra cara de la misma moneda con la que hay que aprender a convivir, la política llevada adelante, en este caso por el municipio de San Fernando -nacional y popular la contracara de la derecha neoliberal- indica que para bien de la población hay otro camino: el de la presencia activa y solidaria del Estado.


Así volvió a manifestarse al momento de que el Colegio San Pablo de Virreyes recibiera, por parte del municipio que preside Juan Andreotti, mobiliarios para tres aulas de nivel inicial, pintura. Y, además, se le renovó todas sus veredas. Por otra parte, se instaló un nuevo punto de reciclaje.

Vale recordar que la semana pasada, también el Estado municipal entregó 200 estufas a escuelas públicas de San Fernando.


A la hora de destinar partidas presupuestarias, el intendente Andreotti no discrimina entre escuelas públicas y privadas. Las autoridades municipales interpretan que “la solidaridad no repara en manos de quién está el establecimiento educativo”, lo importante es saber sí verdaderamente necesitan la ayuda. “Todos y todas somos parte de la misma comunidad, sin distinciones y discriminación”, argumentan desde el área de educación.


Al respecto la Secretaria de Desarrollo Social, Educación y Medio Ambiente Eva Andreotti, al momento de supervisar la entrega dijo en referencia al San Pablo que “esta es una gran comunidad educativa de 1.500 alumnos de matrícula, que hace un gran trabajo en el barrio y es un colegio muy querido por todo San Fernando”. Y explicó que, a pedido del intendente Juan Andreotti, “los estamos acompañando desde el Municipio brindándoles pintura para pintar el establecimiento y equipando tres aulas de nivel inicial. Además, durante el receso invernal haremos las veredas para que nuestros niños sanfernandinos puedan tener un mejor entorno de aprendizaje”.


Por otra parte, en cuanto a la plaza San Pablo y en el marco del “proyecto medioambiental para el barrio”, la funcionaria aseguró que “estamos trabajando en equipar más todos los puntos de reciclado, porque el colegio trabaja fuertemente los temas ecológicos”. Para esto, se agregaron las velas de tapitas, se colocó una campana para ‘Botellas de Amor’ y se completó aquellas de reciclado de plásticos, latas y vidrios.


El Director General del Colegio, Fernando Barilati, quien recibió a la Secretaria y a su equipo, destacó: “Estuvimos conversando con Eva Andreotti sobre nuestro proyecto educativo, contándole sobre la perspectiva de Ecología Integral que estamos trabajando, y viendo los muchos puntos de sinergia de trabajo conjunto con el Municipio, con el que hay una inquietud y preocupación común por el ambiente, la convivencia y los problemas socioambientales como desafíos que tenemos como sociedad y la oportunidad desde lo educativo para generar un nuevo paradigma aspirando a ser una sociedad mejor, que se construye en el día a día”.


“Nos entendimos muy bien con la gente del Municipio que se suma al proyecto educativo del San Pablo. Y otra buena noticia es retomar el embellecimiento y mejora del Colegio como la vereda y la pintura, devolviéndole la dignidad al edificio que no pudimos mantener al día. Mejorar lo edilicio es parte de la reconstrucción de nuestro proyecto educativo, y en esto el Municipio nos brinda una ayuda importante” concluyó Barilati.