Randazzo se pliega a la Ley de Alcohol Cero al volante

Por estas horas, la Cámara Baja, que preside Cecila Moreau, analiza la nueva legislación


El diputado nacional Florencio Randazzo señaló, al participar en la Comisión de Transporte de la Cámara baja nacional, que “no se puede postergar más la sanción de una ley de alcohol cero en la Argentina”. Randazzo presentó este año, por tercera vez, un proyecto de Ley de Alcohol Cero que modifica el inciso A del artículo 48 de la Ley de Tránsito Nº 24.449, a fin de establecer la tolerancia cero al alcohol en sangre a la hora de conducir cualquier tipo de vehículo. “El mensaje es claro: Si vas a manejar, no podes tomar”, sentenció el legislador al participar ayer, del debate de la Comisión de Transportes que impulsa la mencionada Ley impulsada por el gobierno del Frente de Todos.

Cabe recordar que en la provincia de Buenos Aires, el ministro de transporte Jorge Donofrio a instancias del gobernador Kicillof, también impulsa la Ley de Alcohol Cero


Los distintos proyectos presentados tienen como objetivo prohibir a nivel nacional la conducción de vehículos después de ingerir cualquier bebida alcohólica.

Al respecto, el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano manifestó que la seguridad vial es una “cuestión central de salud pública”. “Nada mata más jóvenes en la Argentina que la inseguridad vial. Según datos nacionales e internacionales el alcohol está presente en al menos 1 de cada 4 siniestros viales que terminan con muertos”.

“Los principales afectados son los jóvenes entre 15 y 35 años, representan 4 de cada 10 muertos, estamos haciéndonos como país un daño irreparable, estamos perdiendo al grupo de jóvenes que tienen mucho para darnos por el alcohol al volante”, aseveró.

Sobre la afirmación “pequeñas cantidades de alcohol no hacen nada”, el funcionario explicó que es “algo viejo y ha quedado perimido. La OMS dice que con la primera copa de alcohol ya empieza la afectación a nuestra capacidad y que con una graduación entre 0.1 y 0.5 es tres veces más alto el riesgo de provocar un siniestro vial que un conductor sobrio”.

“Es necesario que Argentina deje atrás una norma vieja y tengamos una norma que va a salvar miles de vidas jóvenes”. Y luego explicó como en provincias y países de la región donde existe esta ley “ha traído aparejado una reducción notable a la siniestralidad asociada al alcohol”, manifestó Carignano al cierre de su exposición.

Desde la asociación Madres del Dolor, Viviam Perrone, también integrante del Observatorio de Víctimas de la Cámara de Diputados, expresó agradecimiento porque “estos proyectos que elaboraron los necesitamos de manera urgente y permiten el debate”. “Hoy en Argentina se pierden entre 14 y 20 personas por día en hechos viales”, alertó.

“Cuando hablamos de la ley de alcohol cero no estamos hablando de una ley seca no estamos diciendo que nadie puede tomar alcohol, lo que estamos diciendo es que toda persona que salga a cenar y le guste tomar una copa está perfecto, lo que no puede es salir después a conducir”, agregó.

Asimismo, Perrone consideró que “no solamente es alcohol cero sino que se necesita educación vial y controles. No sirve de nada esta ley si no hay controles después. Se tiene que hacer carne en cada uno no conducir cuando se toma”. “La primera causa de muerte en jóvenes en la Argentina no es la droga, no es el hambre ni la delincuencia, que son todos temas importantes, sino el motivo por el que pierden sus vidas es por hechos viales y son los más fáciles de evitar”, aseveró.