Por ahora, la “infectadura” europea no llega a la provincia

El gobernador se reunió con intendentes de la costa quienes resisten imponer límites a la circulación social. Igualmente, Kicillof, ante el fuerte rebrote, no descara nada. Por ahora, se apelará a la responsabilidad, individual e institucional, especialmente a que los intendentes refuercen los controles


Foto Archivo: En días más, el presidente volverá a reunirse con Larreta y Kicillof para analizar qué medidas sanitarias se podría reinstalar


"La temporada está en funcionamiento, pero se ha visto un crecimiento muy acelerado de los casos de contagios", confió el gobernador Axel Kicillo, después de reunirse con algunos intendentes de la costa debido al rebrote que se está registrando durante las últimas semanas. La otra preocupación mayúscula es el descontrol que se observa en varias playas de la provincia ante la laxitud municipal. Una laxitud que podría tirar por la borda el gran esfuerzo realizado hasta le fecha, que en el afán de no poder tolerar presiones -opositoras, mediáticas y comerciales-, terminan “abriendo” la puerta al COVID sin buscar caminos intermedios.


A lo que no pocos imaginaban que la reunión entre el mandatario provincial e intendentes podría definir medidas más restrictivas, la realidad impuso el criterio de los jefes comunales. Ante Kicillof se comprometieron a profundizar las medidas para que la irresponsabilidad social no termine imponiendo medidas severas como las que están llevando a cabo en Europa u otros países de la región, donde también imperan “infectaduras”.


Ante la postura de los intendentes, la respuesta-advertencia (dijo que no le gusta la palabra amenaza) fue clara: esta semana, la apelación es a la responsabilidad social: que vuelva el distanciamiento social, el uso de barbijos, el lavado de manos, las reuniones en espacios abiertos y el distanciamiento. Si eso no funcionara -el plazo que le da el gobernador a la población es de una semana- Kicillof ya dijo, aunque sea antipático, que "en los primeros días de la semana que viene" se van a ver obligados a tomar medidas más fuertes.


"Estamos en 3.000 casos diarios y el crecimiento es preocupante. Los atribuimos a la circulación de gente y el contacto entre ella. Si queremos cambiar la situación tenemos que reducir la circulación hasta tanto la vacuna haya inmunizado a un porcentaje mayor de la población", sostuvo el gobernador.

"El que les diga cómo sigue esto, miente", dijo Kicillof, para agregar:. "lo que hemos resuelto es poner más énfasis en el llamado al cumplimiento de todas las medidas de cuidado porque es la única forma de evitar los contagios de momento. Reducir los contactos. Y nuestro objetivo central es sostener la producción siempre y cuando no se ponga en riesgo la salud".

El gobernador también habló de fortalecer los controles y le pidió a la población que vuelva a implementar "las medidas que ya conocen".

El gobernador hizo un recordatorio de lo que ya se sabe hasta el hartazgo, pero no se está cumpliendo: evitar las reuniones en lugares cerrados, lavarse las manos con frecuencia, usar barbijo, volver al distanciamiento. "Todo es mucho más fácil con la colaboración de la sociedad", dijo.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por