Murió Eduardo Fernández

Militante, funcionario, y reconocido hombre de la política de Tigre y de la región norte

Foto gentileza Infoban


Nunca más acertado aquello de que “la muerte no me alcance sin haber hecho lo suficiente” para encuadrar el repentino fallecimiento de Eduardo Fernández en la jornada de ayer. Y a “El Gordo” Fernández, como realmente era reconocido y querido, la muerte lo alcanzó en medio de un largo y riquísimo camino labrado sobre la base de la militancia. Una militancia vinculada al peronismo, donde la única verdad era la realidad.


Para él, la militancia era el gran camino para transformar la realidad. Así lo entendió a lo largo de los años, y cuando le tocó estar al frente de una responsabilidad institucional nunca dejó las convicciones de lado. Era, sin lugar a dudas, un cultor intelectual y hombre de embarrarse los pies a la hora de defender posturas y reivindicar la labor política. La contracara de la antipolítica a la cual tanto aborrecía y por la cual tantos debates dio.


Si la militancia como la vida misma es una moneda con dos caras, la de la lealtad y traición, la de ser buena gente, o tramposa o pilla, el Gordo nunca dudo: miró la vida con el prisma de la ética y de la solidaridad. La lealtad y tender la mano eran los dos brazos con el que Fernández se supo conducir. Si bien fue un hombre de entera confianza de Malena Galmarini y Sergio Massa, su propia impronta y ética militante, aquella que no abunda en razón que la pasión institucional suele desplazar a éstas, Eduardo Fernández nunca perdió el rumbo. Un rumbo político iniciado hacia fines de los 70 cuando, siendo muy joven, se acerca a la Agrupación Liberación Nacional de Vicente López para luchar contra la dictadura y el retorno democrático.

Pasaron varias décadas hasta que la muerte lo alcanzo si haber hecho lo suficiente: seguir soñando y trabajando por una patria justa, libre y soberana.


Infinidades de dirigentes políticos de todas las extracciones, funcionarios nacionales provinciales y municipales, Tigre incluido, sindicatos e institicioines, tras anoticiarse del repentino fallecimiento -ayer, por paro cardiáco-, no dejaron de expresar estupor y dolor.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por