La "famiglia judicial" no se inmuta ante los reclamos populares

La marcha frente al Palacio de Justicia reclamó “un poder judicial democrático, plural, amplio, accesible, diverso y con paridad de género"

Foto: La convocatoria contó con la adhesión amplio sector de la comunidad política. El PJ de Vicente López al igual que la AJB, se hizo presente


A horas de que “la famiglia judicial” -Cámara Federal de Casación- le diera una nueva mano al gobierno macrista de Juntos pasando la causa de espionaje ilegal a familiares del ARA San Juan a Comodoro Py, diversos sectores sociales políticos y sindicales marcharon sobre Plaza Lavalle, frente a la sede del Poder Judicial reclamando por “un poder judicial democrático, plural, amplio, accesible, diverso y con paridad de género", tal cual se escuchó decir a las actrices Luisa Kuliok y Cristina Banegas quienes leyeron el documento. Si bien la marcha no logro la masividad imaginada, cierto fue que más de 20 mil personas se expresaron en la Plaza Lavalle y lo propio sucedía en otros puntos del país. Los manejos corporativas, actitudes extorsivas y fallos alejados del espíritu judicial pone a la Corte “como la peor desde el regreso de la democracia” . Desde la Región Norte, la Asociación Judicial Bonaerense que conduce Hugo Russo, ATE Zona Norte con Gabriel Vega, Claudio del Rió de MIles Zona Norte, y el PJ de Vicente López que preside Néstor Bachés dieron el presente.


"A ustedes, Supremos, Cortesanos, Excelencias, como prefieran que los llamemos, les decimos: se tienen que ir hoy. Van a quedar en la historia como la peor Corte que hubo, la que más delitos cometió", graficó un rato antes en su estilo llano --y muy celebrado-- el juez Juan María Ramos Padilla, único orador y uno de los principales impulsores del acto.


"Hoy empezamos una nueva historia para el Poder Judicial. Esto no es una simple reforma", advirtió Ramos Padilla. "Un grupo de nosotros se ha comprometido a seguir y seguir, no solo acá, en todo el país. Ahora vamos por el sistema judicial. Es hora de una justicia que nos trate de verdad por igual, a la mujer, al pobre, al morocho, al jubilado", expresó quien se define como "ciudadano que trabaja de juez".


En el documento consensuado, los organizadores llamaron a la multitud a declararse "en estado de alerta y movilización permanente" y celebraron: "Ganamos las calles porque es nuestro derecho a que nos escuchen".