La esperanza de Trenes Argentinos al cargar millones de toneladas para trasportar

Está trabajando en 28 puentes en todo el país para los trenes de carga


Hasta los años 90, la estatal Ferrocarriles Argentinos cubría una matriz de transporte cercana a los 40 mil kilómetros. Fue el gobierno de Carlos Menem quien desguazo y entregó la empresa. Antes fue la presión de las empresas de camiones, fabricantes en particular, que en los años 60 comenzaros a montar una campaña contra los trenes. Así como en plena dictadura del 76 se esmerilaba el transporte de carga por tren, lo propio sucedía en los 90. El último listón, para frenar el desarrollo del transporte ferroviario, lo dio el gobierno de Juntos por el Cambio. Debió llegar el peronismo -gobierno del Frente de Todos-para cambiar la ecuación. Intentar recuperar aquel brillo que supo tener hasta los 60 que, dicho sea de paso, fue cuando también cerraron el ramal del Mitre-Delta. Fue el gobierno de Frondizzi que cayó en manos de las presiones de las empresas de transporte que veían en ese ramal una verdadera amenaza para sus negocios.


En la actualidad, Trenes Argentinos, cuya conducción recae en Martín Marinucci, desde hace poco más de dos años se encuentra abocada en un mega plan de recuperación ferroviaria. Muestra de esto son las obras que transformarán la infraestructura ferroviaria de la línea Belgrano Cargas, brindando eficiencia, rapidez y seguridad en la operación. En total, se construirán 15 nuevos puentes ferroviarios, se renovarán otros 10 y se montarán 3 puentes viales.

Trenes Argentinos Infraestructura está construyendo, renovando y mejorando 28 puentes en tres provincias de nuestro país: Salta, Tucumán y Santa Fe, que mejorarán la conectividad, accesibilidad y seguridad de la traza del ferrocarril Belgrano Cargas.


De las 28 obras en ejecución, 15 corresponden a la construcción de nuevos puentes, 10 a puesta en valor y 3 a montajes de puentes viales. De ellos, 17 se encuentran en Salta, 6 en Santa Fe y 5 en Tucumán. De esta forma, los trenes de carga podrán mejorar sus tiempos de viaje, su capacidad de carga, la seguridad y continuar superando su capacidad productiva.

También se instalarán tres nuevas playas formadoras: en J. V. González, Salta; Gral. Pinedo, Chaco; y Laguna Paiva, Santa Fe; que permitirán alistar los trenes en menos tiempo y conformarlos con más vagones, aumentando así la capacidad de transporte. A esta iniciativa se le suma el puerto seco en Gral. Güemes, a 50 kilómetros de la capital salteña, que será una terminal multimodal para desvíos y transferencia de tren a camión.


El proyecto de recuperación del Belgrano Cargas incluye, además, la renovación de más de 2.000 kilómetros de vías y la megaobra de circunvalación a la ciudad de Santa Fe, separando el ferrocarril del entramado urbano y volviendo más ágil y segura la circulación de formaciones por las vías del sector.

Las obras están enmarcadas dentro del Plan de Modernización del Transporte Ferroviario que lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación en todo el país con el objetivo de mejorar la conectividad, incrementar la seguridad ferroviaria, potenciar la accesibilidad y brindar un transporte de calidad, tanto de carga como de pasajeros.