top of page

Juntos por el Cambio se borra; la gente no olvida, reclama por la Universidad Nacional del Delta

Estudiantes de Tigre se sumaron al apoyo para la creación de una nueva alta casa de estudios que, por la negativa del macrismo, diputados no logra aprobar la Ley que habilita a su creación.


Así como miles de firmas recolectadas a instancias de la diputada Alicia Aparicio y la dirigente Malena Galmarini dan mayor sustento para la creación de la Universidad Nacional del Delta, ahora son estudiantes quienes hacen sentir sus voces reclamando la aprobación a la Cámara de Diputados de la Nación. El proyecto de Ley que contempla la creación de ocho universidades largo y ancho del país, cabe recordar, duerme el Congreso ya que el bloque de Juntos por el Cambio se niega en dar quórum en tanto y en cuanto el oficialismo no desista del Juicio contra la Corte Suprema de Justicia. Así como Vidal cerró escuela e intento hacerlo con 8 en el Delta, los y las legisladoras privan a la población de tener más casas de Altos Estudios; también, vale destacar, se opusieron a la Moratoria Previsional.


“Lograr que se inaugure una universidad es todo un hito educativo, y más aún cuando se pretende hacer en Tigre, San Fernando y Escobar, un territorio donde cada vez más estudiantes egresan de las escuelas secundarias y se ven obligados a movilizarse cerca de cuatro horas por día para acceder a universidades existentes en otras localidades” recordaba oportunamente la diputada Aparicio a la hora de impulsar la Universidad del delta, inspirada en una iniciativa de Sergio Massa.


Felipe Baldonado como Sebastian Rovira, vienen trabajando fuertemente en Tigre para cumplir el sueño de una nueva universidad. En declaraciones públicas, ambos manifestaron que “más allá de expresar el sentido de pertenencia a un territorio, tener una universidad local es ocuparse de armonizar el quehacer universitario con las necesidades de corto y largo plazo de nuestra región en la medida en que contribuya al desarrollo local y a que al territorio se desarrolle ventajas competitivas”.


A lo largo de la actividad-una suerte de taller abierto para analizar la situación- se destacó como la construcción de la Universidad del Delta contribuiría a la preparación de profesionales, a la investigación y desarrollo de un delta que es único en el mundo, a un cambio radical de cómo comprendemos la economía local y el desarrollo de la población.


La estudiante Valentina Cejas, vicepresidenta de la Técnica 1 y vecina de Troncos del Talar, que comentó: "no queremos ser jóvenes que encuentren las oportunidades afuera de su ciudad o peor, afuera del país". En segundo lugar, Delfina Duarte, presidenta de la Media 2 agregó que “tener una universidad propia permitiría a los jóvenes ahorrar tiempo y dinero, y recibir educación en el lugar donde crecieron”. Por su parte, Santino Martínez, vecino de Tigre centro, recalcó la importancia de una institución de educación superior para atraer inversiones y empresas interesadas en trabajar con los nuevos talentos y generar empleos para la población local.


Para finalizar también hubo tiempo de compartir las preocupaciones de los jóvenes sobre el proyecto de ley. En este sentido, Lautaro Martínez, vicepresidente de la Técnica 3 y residente de Benavídez explicó que “el tema de las universidades es preocupante para los estudiantes de la zona, desde hace mucho tiempo venimos esperando que este sueño se empiece a concretar”. Y es que la preocupación de los estudiantes no tiene que ver con la universidad en sí, sino más bien por su falta de tratamiento en el Congreso.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page