Jorge Macri pretende dar vuelta la taba atacando al gobierno

Luego de las denuncias cruzadas entre Carrió y el gobernador Morales, tildando a exfuncionarios del Gobierno de Juntos por el Cambio como corruptos, el Ministro de Gobierno Porteño salió a cuestionar al oficialismo

Foto archivo


Tras asegurar que “este modelo como está no aguanta más" y “hoy el Gobierno Nacional ha hecho un ajuste monumental”, el ministro de Gobierno porteño y precandidato a jefe porteño, Jorge Macri parecía intentar dar vuelta la taba. Una taba marcada, hace unos días atrás, por envenenados dardos disparados por Elisa Carió. La dirigente de la Coalición Cívica, para no pocos una verdadera psicópata, encendió el ventilador al denunciar tejes y manejes espurios, y corruptos, por parte de dirigentes de Juntos por el Cambio. Hasta llegó a tildar a un ex ministro de infiel y le puso nombre y apellido a su amante.

Ante semejante escándalo, el presidente de la UCR y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales no tardó en montarse en la maniobra de Carrió. Redoblo la apuesta invitando a la dirigente a no omita temas como “el correo de Macri” y las obras del “Paseo del bajo” encaradas por el gobierno de Larreta, ampliar nota en siguiente link: Morales acusó a Macri y Larreta de corruptos


Ahora fue el dirigente Jorge Macri quien en declaraciones al programa "Solo una vuelta más” de TN , recurrió, una vez más, a su capacidad política y habilidad para expresarse.


“Hay que tomar decisiones complejas y definir un rumbo concreto y no del día a día. En el Gobierno Nacional cada uno hace lo que le parece y es por eso que estamos tan mal”, dijo el ministro de Gobierno porteño Jorge Macri.

Para finalizar, agregó: “No hay plan y por eso el país no sabe para dónde va. Hay que definir un norte, pero el gobierno no lo tiene y por eso está en una encerrona. La inflación es cada vez peor, la clase media y las pymes no aguantan más. Hay que sacar presión impositiva y hacer una reducción del Estado. Este modelo como está no aguanta más".

Además, sostuvo que Preocupa que a dos semanas que asumiera Massa, aún no esté el equipo armado. Parece una reunión de consorcio en donde todos se pelean entre ellos. No están haciendo nada y el nivel de improvisación es preocupante.”.