top of page

IOMA: El lado oscuro que ocultan intendentes de JxC al pedir la desafiliación

Desde el oficialismo acusa a la oposición de pretender sacar rédito electoral, y no ingresar a un debate serio y responsable. La senadora Teresa García salíó a cruzar a Gustavo Posse. Empleados municipales rechazan la avanzada macrista





Es un axioma tan viejo como la filosofía misma. En política, siempre se va por más derechos, más beneficio y bienestar para la población. Destruir, demoler para ir en busca de nuevas mejoras, en realidad, nunca resulta una buena receta en términos de bienestar social. Por eso, cuando intendentes de Juntos por el Cambio insisten que hay que desafiliar a los y las trabajadoras del IOMA con el pretexto de que brinda un mal servicio, en realidad ocultan otra intención.


Dejar el IOMA no le mejoraría la calidad de atención médica al paciente. Así lo certifican especialistas en salud. Y, no precisamente gente vinculada al sistema público. Muy por el contrario, son empresarios criteriosos que opinan. Aseguran que la medida podría perjudicarlos al trabajador municipal, en un plazo mediano." A nosotros, como prestadores de salud más que agardecido si nos pasan afiliados", razonaba un directivo de una importate prepaga.


Cierto es que la prestación que brinda el IOMA dista de ser la ideal, o la requerida por los y las afiliadas. Pero, de ahí en adelante pensar que el organismo es un oprobio, hay un largo trecho.


Existe una realidad contundente que determina que el gobierno de Kicillof recibió un IOMA con un déficit cercano a los 7.500 millones de pesos heredados del gobierno de Vidal. Así lo describe Gustavo Seva, dirigente gremial de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense. El dirigente no deja de reconocer que la labor del IOMA, “no está a la altura de lo que nuestros y nuestras compañeras necesitan y se merecen”, y se pregunta, quien fue miembro del directorio del IOMA en representación de los trabajadores municipales,: ¿esto implica que el camino es que nos dejen sin el Instituto para llevarnos a un sistema privado como pretenden los intendentes de Juntos por el Cambio, no, de ninguna manera, sabemos cómo termina la historia, terminamos pagando por prestaciones cuando la solidaridad nos garantiza la atención gratuita”.


Gustavo Seva, considera que "los intendentes de Juntos por el Cambio buscan romper el sistema solidario del IOMA".

"Estamos convencidos de que la actitud de los intendentes pertenecientes a Juntos apunta a romper el sistema solidario que tiene el IOMA. Es una medida que apunta a desguazar la obra social, a destruir las estructuras del Estadio, precisamente para favorecer a las grandes corporaciones ligadas a la Salud", evaluó.


"Es una actitud irresponsable porque de un día para el otro desafectan a miles de familias de su cobertura médica. Hay muchos pacientes con enfermedades crónicas, con tratamientos de por vida, muchas cirugías programadas. Y sabemos cómo son los prestadores privados: rápidos para cortar el servicio", advirtió Seva.


Además, en declaraciones al portal de noticias La Noticia1 dijo:"creo que el presidente del IOMA, Homero Giles, tendría que haber adoptado una actitud más abierta al diálogo con los sindicatos, principalmente porque son facilitadores de la gestión. En este caso, me hago cargo por la FESIMUBO",


No es ningún secreto que la industria de la salud, como si fueran aves carroñeras, sacan provecho de las quejas de afiliados y presionan a intendentes de Juntos por el Cambio para ofrecer obras sociales privadas. Entendible en la lógica empresarial. No así para quienes debieran defender el bien común.


En tren de especulación política, no falta quien afirma que la avanzada para destruir el IOMA tiene como objeto esmerilar el poder electoral de Kicillof. Todas las encuestas lo dan como un cómodo ganador en las elecciones del 2023. Cierta o no esta descripción, lo concreto es que algunos intendentes ya han avanzado por la desafiliación al IOMA. Para lograr este escenario político, deben contar con una Ordenanza que lo faculte a dejar de lado al Instituto.


Quien pico en punta contra el IOMA fue el intendente de San Nicolás. Se trata de Manuel Passaglia (PRO), que presentó un proyecto en el Concejo Deliberante para que los empleados municipales puedan abandonar esa cobertura médica y estén facultados para adquirir una nueva prestación. “Los trabajadores merecen poder atenderse con su médico de preferencia y en cualquier lugar de la ciudad; y los médicos cobrar en tiempo y forma por esas prestaciones. Eso con IOMA no pasa”, justificó el intendente sin detallar dónde podrá recalar los trabajadores a la hora de pedir servicios médicos. Y, sobre todo, aquellos que incluyen tratamientos complejos que las privadas no siempre cubren. Menos aún, cuando el valor cuota que podrían pagar no les cubriría servicios de alta complejidad.


Passaglia cuestionó el “servicio deficiente” de la cobertura de salud, a pesar de los reclamos recurrentes que se hicieron. “Lo planteamos muchas veces y es inútil seguir esperando a que el gobernador Kicillof haga algo por mejorarlo”, evaluó.

Otro intendente macrista que avanzó en una decisión similar, fue el vidrioso y polémico ex Director Nacional de Vialidad, Javier Iguacel (Capitán Sarmiento) que, dicho sea de paso, dejó al organismo en virtual estado ruina. El jefe comunal habilitó la posibilidad para que los trabajadores del municipio tengan libertad de elección de cuál será su cobertura de salud. “Dimos libertad de estar en IOMA. Nueve de cada diez (municipales) se cambiaron porque el servicio es pésimo”, sostuvo el jefe comunal, que también aspira a competir como candidato a gobernador revistiendo los colores de la ex Montonera de Barrio Norte Patricia Bullrich.


En Tandil, donde gobierna el intendente radical Miguel Ángel Lunghi, también vienen macerando la alquimia de alejar a los trabajadores del IOMA.


Otro radical que se pronunció en la misma sintonía es Gustavo Posse. Al respecto, decidió crear una comisión de estudio para evaluar las prestaciones del Instituto Obra Médico Asistencia (IOMA) debido a las quejas de los afiliados en la atención del servicio.


La comisión integrada por funcionarios de las áreas de Salud, Recursos Humanos, Legal y Técnica, representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales y tres concejales, definirá si el municipio rompe con la obra social bonaerense.

La decisión del intendente se basa “en la desatención médica a trabajadores municipales, en la demora en la entrega de medicamentos y prótesis como así también en la autorización de tratamientos y estudios”.


Otro de los motivos es “la reducida cartilla de prestadores médicos, clínicas, institutos de diagnósticos por imágenes y laboratorios. Todo esto sumado a la escasez de especialistas y a la dificultad en la obtención de turnos”.


Quien salió a refrescarle la memoria al jefe comunal de San Isidro fue la senadora y presidenta del bloque, la laboriosa Teresa "La tere" García (Frente de Todos). Lo hizo a través de las redes sociales.


@TereGarciaOK

@gustavoposse, la Provincia hace enormes esfuerzos para sostener un sistema sanitario que su gob @mariuvidal dejo desvastado.

Durante la pandemia San Isidro recibió para sus vecinos la ayuda que paso a detallar



La legisladroa recuerda las inversiones provinciales en materia de salud


Al respecto, la legisladora peronista enumera las inversiones provinciales realizadas por el gobierno de Kicillof con el objeto de mejorar el sistema de salud de sanisidrense. Una estocada que apunta a ratificar que los sistemas de salud solidarios son los que garantizan prestaciones gratuitas, allí ,donde el andamiaje privado no quiere llegar por cuestiones comerciales.

Si algo ha destacado a la Argentina a nivel mundial, entre otras cuestiones, es el sistema público de Salud. La pandemia lo demstró.San Isidro no escapa a esta descripción. El andamiaje público es ponderado por propios y extraños, aun cuando siempre falte algo según la mirada de la población. Sin embargo, a nadie, desde el oficialismo o la oposición, se le ocurriría platear que la comunidad deje de pagar sus Tasas para volcarlas al sistema privado de salud. O cerrar el Hospital Melchor Posse porque los turnos tienene demora: En realidad, la misma que el resto de la medicina privada

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page