Internas en el Frente de Todos distrito por distrito

Tigre en trámite de conformar la unidad. San Isidro con final abierto. Vicente López con candidatos, uno con vergüenza ajena. En San Martín y San Fernando, ordenan los intendentes.



Por Tano Armaleo.- A días de que las alianzas y partidos políticos cierren las correspondientes listas electorales, las mayores expectativas están centradas en el Frente de Todos y en Juntos por el Cambio. Uno, por ser gobierno y al decir de todas las encuestas, ubicado en el podio de los ganadores, y el otro, la derecha macrista que si bien goza de un buen caudal electoral con la crisis desatada tras la derrota y ahora con una despiadada interna, ambos terminan concentrando las mayores expectativas. En lo que respecta al Frente de Todos, Tigre, San Isidro y Vicente López son los tres distritos donde, a la fecha, nada está cerrado. No así San Fernando y San Martín, donde el intendente Fernando Moreira (San Martín) y Juan Andreotti (San Fernando), respectivamente, son los ordenadores naturales para llegar a las PASO.


Sabido es que las listas de legisladores nacionales como provinciales no salen desde las cocinas municipales. Las decisiones son coordinadas, en el caso del FdT de la provincia de Buenos Aires, por Sergio Massa, Máximo Kirchner y Santiago Cafiero. Sin embargo, en Juntos por el Cambio y este es un punto que está generando alto voltaje y agrias disputas, las decisiones son definidas desde la Capital por Horacio Larreta y, en menor medida, por dirigentes de la UCR que impusieron a Facundo Manes como candidato radical. La resistencia proviene de intendentes como Gustavo Posse y Jorge Macri. Una interna, la de JxC, sobre la cual ya hemos detallado oportunamente: ampliar nota en siguiente link: Posse y Jorge Macri presionan…: ampliar nota en siguiente link: Posse y Jorge Macri presionan…


La atención y todos los ojos están puestos sobre el Frente de Todos. Por volumen electoral y por ser gobierno, y por las propias expectativas que alienta a la hora de poner límites a la intolerancia odiadora de una derecha dispuesta a todo -la historia los condena, mataron cuando fue necesario- la alianza del FdT carga con el mayor peso.


Y si de peso se habla, Tigre tiene una interna entre el denominado zamorismo y massismo. Aquella excelente relación, al punto de estar cercana a la amistad entre el intendente Julio Zamora y Sergio Massa, por la propia dinámica de la política, se deterioró. Sin embargo, y así confían fuentes cercanas a Massa como a Zamora, existe la voluntad de reencausar la armonía política que se traduciría en una lista de unidad. Y no se descarta que la alquimia también se plasme en una nueva integración institucional en el orden local. “Si Sergio cerró y comprendió que unidos podemos y acordó con Cristina y Alberto, cómo nos vamos a pelear en nuestra propia casa, que te quede en claro, en esto prima la razón y el respeto a nuestra comunidad”, deslizaba una dirigente massista con la lógica del caso. Desde el zamorismo, también se muestran entusiasmados en reencausar la armonía.


San Isidro carga con el peso de dos ministros. Teresa García, Ministra de Gobierno provincial y dirigente de estrecha confianza de Axel Kicillof y, por otro lado, Santiago Cafiero, el hombre sobre el cual el presidente de la nación deposita confianza extrema. Y también está la figura de Sebastián Galmarini liderando el Frente Renovador. En las últimas elecciones, el espacio que abreva de Teresa García, con CGT incluida, se impuso en las PASO. Por estas horas, podría repetirse la historia. Solo que Galmarini, como tercera pata de la mesa, está intentando articular un andamiaje que evite ir a internas. Esto se da mientras la CGT (que poco y nada aporta, tanto en términos electorales como criterio de construcción de estrategia en materia de política regional se refiere) que lidera Ricardo Lovaglio pegó el portazo alejándose -con críticas bajo el brazo hacia la ministra- del calor de Teresa García. Desde el otro sector, el que se refiere al PJ que preside Fabián Brest, hombre de confianza de Santiago Cafiero, comienza a deslizarse el nombre de “Pato” Castro como precandidata. “Para los peronistas, la unidad siempre está sobre la mesa, la llevamos en el corazón y en la razón, y en el convencimiento de que el contexto nacional amerita que hagamos todo el esfuerzo posible antes de llegar al límite de una interna y si así no fuera estamos preparado para jugar la interna de un modo sólido”, comentaba ante Lo Nuestro Hugo Azerrat, vice del PJ y dispuesto a ir a las PASO.

En Vicente López, las PASO parecerían ser el inexorable camino que quiere imponerse sobre la mesa a la hora de despegarse de sectores que ven que el macrismo gobernante (el del intendente Jorge Macri), no es tan malo. “Lo podemos hacer mejor”, dice el ex concejal y actual funcionario del gobierno nacional Lorenzo Beccaría a la hora de anunciar su precandidatura, acompañada entre otros, por una parte de La Cámpora, el Movimiento Evita, la CGT que conduce Roberto Lovaglio, la ex diputada Diana Conti, el presidente del bloque de concejales Fabián Ruiz y seis concejales del FdT.

Así como Beccaría representa una fracción del FdT que se muestra muy condescendiente con el macrismo -esto se ve reflejado en el Concejo Deliberante y en su derrotero político distrital- y se abulona sobre una baldosa anunciando la unidad con nombres de los tres primeros candidatos (la camporista Julieta Moltto secundándolo y el renovador Roberto Pacce como tercero en la lista), del otro lado se paran todos los partidos que conforman el Frente de Todos a excepción del FR: PJ, Frente Grande, PC, PSOL, PARTES, MILES, Kolina, Compromiso Federal y Nuevo Encuentro. También abreva de este espacio opuesto al ex concejal, agrupaciones vecinales, movimientos culturales y sociales y en el cáliz Grupo Maipú.


La concejal y dirigenta sindical (UPCN) Marcela Cortiella acaba de anunciar que pretende ser reelecta. Por su parte, el empresario PyMe y vicepresidente del PJ local, Néstor Bachés, con terminal política en el intendente Gustavo Menéndez (Merlo), vuelve a presentarse como precandidato a concejal. Lo había intentado en el 2019 impulsado por el FdT-Grupo Maipú: la lista no fue aceptada por la Junta Electoral bajo argumentos políticos. En realidad, la historia dice que la mano de Diana Conti influyó al punto de dejar de lado a este relevante sector mdel FdT. En tanto, la Agrupación MOPEBO, que lidera el presidente del PJ, Alberto Oliva, también anunció que armará lista. Todos están unidos por un mismo hilo conductor: “somos el FdT y del Grupo Maipú”, argumentan.


Bachés, como parte activa del Frente de Todos y del Grupo Maipú, dice que “las PASO nos tienen que dar la oportunidad para dejar en claro que nuestro límite es Jorge Macri y su mirada neoliberal que todo lo ciñe a priorizar los negocios inmobiliarios, socavando la calidad de vida de nuestras vecinas y vecinos”. El dirigente también es muy crítico de la postura del Bloque por callar o acompañar “algunos de ellos y ellas”, “Ordenanzas y políticas que poco y nada ayudan a mejorar la vida del ciudadano de a pie”. Y no deja pasar por alto decir que “a nosotros nos da orgullo ser el Frente de Todos de Vicente López, de contar con Alberto, Cristina y Axel en la provincia”, una referencia directa sobre Beccaría que en volantes de campaña, al igual que lo realizado en 2019, no pone al FdT y tampoco hace referencia a los tres apellidos nacionales que sostiene la alianza del fte. Tal vez por este motivo, o bien por la propia ambigüedad política o capacidad de inserción en la comunidad de quien encabezaba la lista, las elecciones del 2019 dejaron un magro resultado, 25%, cuando en el orden nacional y provincial, la cifra estaba por arriba del 40%.

300x250.gif
350x320 junio.gif