Intendentes PRO cierran la tranquera y reclaman a Kicillof

Paralelamente a la agresiva interna que atraviesa Juntos por el Cambio, jefes comunales, aglutinados en el Grupo Dorrego, ahora, quieren ser parte activa del plan de vacunación provincial

Foto Archivo: del Grupo Dorrego

Por: TanJuntos por el Cambio padece el mal de no pocos partidos de derecha: están unidos mientras son gobierno y tienen un enemigo a quien doblegar, y se matan, cuando no implosionan, al momento en que el voto popular los eyecta del gobierno. En tierras locales, la disputa entablada entre el macrismo “desquiciado” -así lo describen algunos cambiemista- encabezado por Mauricio Macri, Patricia Bullrich, Fernando Iglesias, Wualdo Wolf, y el acompañamiento de figuras como las de los radicales Mario Negri y Rodolfo Cornejo, entre otros y el sector que intenta liderar Horacio Rodríguez Larreta, no son meras discusiones de candidaturas. El eje central es quién lidera, quién conduce el espacio. Queda claro que la figura de Mauricio Macri, más allá la propia devaluación que él mismo le inflige, desde que dejó el confort de la Quinta de Olivos es objeto de discusión.


Así como Larreta cuestiona su liderazgo (el de Patricia Bullrich también), lo propio manifiesta María Eugenia Vidal, el gobernador de Jujuy Gerardo Morales, la psicópata Elisa Carrió, y un amplio sector del radicalismo vinculado a Martín Lausteau. Dirigente, este último, que en tierras bonaerenses juga con el intendente Gustavo Posse, quien también mantiene serias objeciones estratégicas con la actual conducción de la UCR provincial, por considerarla “sumisa y dependiente del PRO”. También dirigentes como Emilio Monzó y Rogelio Frigerio, además de fustigar a Macri-Bullrich, sostiene aceitadas relaciones con el larretismo.


En el medio de esta fuerte interna, donde no faltan agresiones verbales, intendentes PRO, bajo la cobertura del Grupo Dorrego intentan sacar ventajas. Si de un lado del ring se ubica Macri-Bullrich, y del otro Larreta-Vidal, el Grupo Dorrego quiere cerrar la tranquera en la Provincia de Buenos Aires. Lo intenta impidiendo el ingreso de dirigentes como Diego Santilli a fin de lograr que no venga gente ajena a la provincia a candidatearse. Y que sean los jefes comunales quienes tallen a la hora de definir candidatos. Detrás del Dorrego se ubican intendentes como Jorge Macri, Néstor Grindetti (Lanús), Guillermo Montenegro (Mar del Plata), Julio Garro (la Plata) entre otros.

Si bien el argumento de no digerir a que un hombre de Larreta (Santilli) aterrice en Buenos Aires podría ser válido -no dijeron lo mismo cuando Vidal fue a CABA o Macri se postuló en Vicente López- , lo cierto es que detrás de esta disputa está el liderazgo en Juntos por el Cambio. El Grupo Dorrego, con la impronta y conducción que le pone Jorge Macri, no parece dudar hacia donde debería recaer la conducción.


En el mientras tanto, Larreta, junto a Vidal, milita por distritos bonaerenses. Así es como destina recursos de la comunidad de la Ciudad para hacer política partidaria entregando patrulleros de CABA. Lo hace en municipios como Lanús y Mar del Plata donde llegaron los móviles y obviamente contando con la anuencia del intendente. Lo que ha merecido, la entrega de patrulleros, un pedido de informe y la correspondiente denuncia por parte del bloque de legisladores del Frente de Todos de la ciudad.

Los del Grupo Dorrego tampoco no se quedan atrás a la hora de transitar la provincia. Quien mayor ejercicio realiza es Jorge Macri quien asegura, públicamente, que será candidato a gobernador en el 2021; “salvo que Vidal se decida a ser candidata”. Ante esta suerte de presión ejercida desde el Dorrego, Carrió salió en auxilio de la ex gobernadora anunciando que ella también podría ser candidata en la provincia.

Además, los intendente PRO, para no perder el rol de opositor, continúan hincando el diente sobre el gobernador Kiciloff. Ahora, frente al masivo plan de vacunación que se viene desplegando sugieren “convoque a todos los intendentes de la provincia para planificar y agilizar la vacunación”. La contrapartida de dicho anuncio es que son los mismos intendentes que en sus distritos no convocan a la oposición a trabajar en conjunto.


Si bien el Grupo Dorrego expresó “satisfacción por la llegada de más vacunas al país”, también dicen:“los intendentes pedimos no perder tiempo, agilizar y efectivizar el plan de vacunación, utilizando todos los recursos disponibles desde el estado” sostuvieron.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg

Categorías

300x250.gif