top of page

Frente a la violencia opositora, Zamora supera las diferencia y tiende puentes de unidad al massismo

“Debemos mirarnos a la cara y pensar que el futuro de Tigre será mucho mejor si estamos unidos”, dijo el intendente durante la Procesión por el Día de la Virgen


“Hay cuestiones que nos han dividido; tenemos que dejar las diferencias y aspirar a un 2023 con más prosperidad y trabajo”, afirmó el intendente durante el 73° aniversario del Día de la Virgen e instantes antes en dar comienzo la tradicional Procesión Náutica encabezada por el Obispo de San Isidro, Monseñor Oscar Ojea. Además, el intendente peronista agregó: “debemos mirarnos a la cara y pensar que el futuro de Tigre será mucho mejor si estamos unidos”.

Para no pocos observadores, las palabras del jefe comunal tuvieron como destinatarios a sectores de la oposición, en particular Juntos por el Cambio que vienen transitando un claro y evidente sesgo de agresiones y virulencia que impide, entre otros motivos, sancionar leyes. También fue leído como una señal de reencuentro con el massismo.


Si en política lo verbal es necesario para destrabar conflictos, el otro que se impone son los gestos concretos. Es cierto que por debajo, en las segundas líneas del zamorismo y el massismo, los diálogos son más frecuentes de lo habitual. Sin embargo, a menos de un año de las elecciones, y con una realidad electoral (2021) marcada en rojo, cuesta imaginar a un Julio Zamora jugando en soledad. De ahí la importancia que puede cobrar las palabras vertidas en el Día de la Virgen. Seguramente, el massismo, y en particular Sergio Massa y Malena Galmarini, como hábiles artífices de la política nacional que están demostrando ser, sabrán decodificar, “sin renunciar a las convicciones y a historias logradas”, los dichos del intendente. Es lo que comenta en la cercanía más íntima de Malena Galmarini, figura que algunos pretenden impulsar como candidata.

En cuando a l

a celebración por el Día de la Virgen, la misma se inició en horas de la tarde -ayer- en la Parroquia Inmaculada Concepción, con la procesión a pie de la Virgen María desde Av. Liniers 1560 hasta la intersección de Lavalle y Madero, lugar donde se celebró la Santa Misa, a cargo del presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Monseñor Oscar Ojea. La ceremonia contó, además, con la presencia del Obispo auxiliar de San Isidro, Monseñor Raúl Pizarro; el párroco de la Inmaculada Concepción, José Luis "Cote" Quijano y párrocos de distintas localidades del partido.


“Como cada año participamos de esta magnífica demostración de fe aquí en Tigre que cada vez es más convocante. Después de lo que fue la pandemia, la mayoría de las manifestaciones religiosas han aumentado muchísimo, como si hubiese una necesidad de recrear estos momentos. Hace 13 años que vengo a esta procesión y es algo maravilloso; es como una identidad, algo muy profundo”, expresó Monseñor Ojea.


La actividad prosiguió con la tradicional Procesión Náutica por el río Luján, encabezada por la embarcación que trasladó la figura de la virgen. El punto de partida y llegada fue el muelle de la Prefectura Naval Zona Delta, en un recorrido ya característico desde el Puerto de Frutos hasta el Museo de Arte Tigre (MAT). Una gran cantidad de lanchas y botes participaron de la emotiva caravana detrás de la embarcación principal. A su vez, desde la costa de Paseo Victorica, los fieles saludaron su paso agitando pañuelos blancos y amarillos. Todo el trayecto fue acompañado por un espectáculo folclórico a cargo de las agrupaciones: Huellas de Tradición, Alma Santiagueña y De lo Nuestro.


Al respecto, la concejala Gisela Zamora aseguró: “Acompañamos a la virgen en esta fiesta que ya es tradicional aquí en Tigre y que reúne a personas de todas partes del país para contemplar esta celebración única. Quiero resaltar la armonía y la paz que se sintió durante todo el encuentro gracias al dispositivo del Municipio de Tigre en materia de seguridad y salud. Fue una jornada de muchas reflexiones, donde recordamos los momentos buenos y no tan buenos que hemos transitado este año. Sabemos que hay mucha gente que no la está pasando bien y necesitamos conectarnos con la fe y la Patria para que toda la comunidad tenga las mismas oportunidades”.


Por último, se llevó adelante un show de luces. Esta modalidad de celebración con elementos multimedia se adoptó en 2019, cuando el intendente Zamora firmó un decreto que estableció la suspensión de fuegos artificiales en actos oficiales y espectáculos públicos del Municipio. En sintonía con esa decisión, este 2022 el jefe comunal decretó la prohibición del uso y comercialización de pirotecnia en el distrito, con el objetivo proteger a personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA), niños y adultos mayores, así como evitar daños a mascotas y fauna en general.

250x250.gif
bottom of page