top of page

El temor a una derrota lleva a Juntos a encadenarse a Milei

Si hace meses era temerario pegarse al terraplanista político antisistema, ahora, parece ser ese salvavidas que los rescate de una hecatombe electoral como señalan no pocas encuestas. Caso contrario, no se comprende tanto desapego a la ética republicana


Por: Tano Armaleo.- El temor fundadp ante lo que muchos anuncian, una casi segura derrota en las urnas, hizo virar la perspectiva electoral de los principales dirigentes de Juntos por el Cambio. “Si no vemos lo que viene, volvemos a perder”, fue el comentario que quedó picando en la bella pradera de la lujosa vivienda que alberga a Mauricio Macri y su familia en Villa La Angostura, tras la reunión mantenida con Patricia Bullrich. La misma apreciación tienen desde la UCR. Consideran que la derrota se ubica más cerca de lo que ellos imaginan. Especialmente por la salida a la cancha de un antisistema como resulta ser el terraplanista político, el diputado Javier Milei quien cosecha un porcentaje electoral que merodea el 20%.


Quien primero vio que Milei podría aguarles la fiesta de Juntos por el Cambio, fue la Montonera de Barrio Norte Patricia Bullrich. Como hábil dirigente política dispuesta a consumir cualquier medicina si esto le garantiza derrotar al peronismo y, por lo tanto, conservar poder, la ex ministra de seguridad y actual presidenta del PRO, hace meses que viene sugiriendo que Milei tendría que ser parte de “nuestra alianza”.


La preocupación de Bullrich, que no es compartida por Horacio Larreta en plenitud, sí encuentra empatía en la dirigencia radical. Una dirigencia, la de los “boinas blancas”, que desde hace un par de meses ha comenzado a comprender que si “queremos ganarles a estos tipos (por el Frente de Todos), tenemos que comernos todos los sapos” dicen que tiró sobre la mesa Gerardo Morales.


El temor a la derrota se basa en que todas las mediciones y encuestas públicas y aquella que no trascienden a la luz, otorgan al Frente de Todos, y en particular a Kicillof, un número cercano al 35% de capacidad electoral. Detrás se ubica Juntos con un 32%, con Diego Santilli como el mejor posicionado dentro de Juntos. Son los propios medios macrista que dan cuenta de estos registros electorales.


Si, como es sabido, la madre de todas las batallas electorales se concentra en la provincia de Buenos Aires, es comprensible la preocupación de macristas y radicales.

No por casualidad, en el radicalismo han comenzado una suerte de operativo seducción hacia el ultraderechista antisistema, y violento, Javier Milei, En esta grilla se ubican dirigentes como Gustavo Posse, Martín Tetaz, el senador Lousteau y los principales dirigentes de la conducción partidaria nacional y provincial que avalan un acercamiento con Avanza Libertad, el partido que le da sustento electoral a Milei.


La preocupación a una segura derrota también es motivo de preocupación en ciertos grupos económicos y mediáticos que, aún ganado fortunas con el actual gobierno, por diferentes motivos, sean políticos o emocionales (odio), prefieren tragar un trago amargo a ser parte de un país que reine la tolerancia y el respeto a la diversidad


No por casualidad, por estas horas, no pocos portales y titulares vuelven a poner al gobernador de Córdoba, Juan “el gringo” Schiaritti y al ex gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, como armadores de un espacio político en tiempos en que se define la presidencia del país. Sólo resta incorporar a esta estructura a Florencio Randazzo, que todo indica, está calentando en el banco. Salen cada cuatro años como si fueran verdugos impulsados por el temor a carpetazos, argumentas quienes cuestionan este tipo de alquimia electoral que intenta esmerilar las posibilidades electorales del oficialismo.

También sacan a la cancha a Eduardo Duhalde con su extraña y alterada verba política. Siempre guiados por el temor a una derrota, ponen a estos dirigentes en la cancha a modo de contrarrestarle votos al Frente de Todos.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page