Desorientado como Mauricio laburando: elefante marino rescatado en el Delta de San Fernando


Fue en una acción conjunta entre Guardaparques del Municipio de San Fernando, la Fundación Temaikèn y la Prefectura Naval. Se encuentra en observación y bajo control médico para devolverlo a su ámbito natural, el mar.


Por esas cosa extrañas -o no tanta- que depara la sabía naturaleza, aquella que la especie humana pareciera ensañarse con tanta naturalidad, un #elefantemarino de 200 kilos apareció, desorientado y desorbitado, en las aguas del Delta de #SanFernando. Fue encontrado en una zona playa de los arroyos Chaná y Caracoles. A partir del trabajo articulado entre el cuerpo de Guardaparques del Municipio de San Fernando, la Fundación Temaikèn y la Prefectura Naval, se lo rescató y estará en observación para prontamente liberarlo en su hábitat natural.


De acuerdo con la información recabada en fuentes municipales,”el ejemplar permanecerá en observación con el objetivo de devolverlo a su hábitat natural lo más pronto posible”. Si bien no es frecuente este tipo de apariciones, más bien son remotas, la historia reciente recuerda cuando una pequeña ballena apareció muerta en la costa de Vicente López. Más atrás en el tiempo, en los años 80, un pequeño ballenato también fue encontrado muerto en la costa lindante al Puerto de Olivos.


“Desde San Fernando Municipio y EcoSanFer, estamos muy contentos de poder participar activamente en el cuidado de la biodiversidad. Es importante que trabajemos todos los días en el cuidado, rescate y recuperación de especies, y en la devolución a su hábitat”, expresó el Director General de Políticas Ambientales, Gabriel Tato, detalló:.


“En este caso, agradecemos al Ayudante Benítez de la Prefectura Río Paraná Miní que se comunicó con los Guardaparques de la Reserva de Biósfera Delta del Paraná al avistar a un elefante marino en la zona de arroyo Chaná/Caracoles. Rápidamente se dio aviso a Fundación Temaikèn, que tiene especialistas preparados para atender estas situaciones y se montó un operativo para identificar de qué especie se trataba, resultando ser una hembra adulta que se derivará a Temaikèn para que verifiquen su estado de salud”.


“Cuando se avistan animales como este elefante marino que no habita nuestro Delta, se debe avisar a Prefectura o a la Reserva de Biósfera”, enfatizó el funcionario y agregó: “Suele suceder que se pierden en su derrotero, enfermos o por cuestiones climáticas, entrando al estuario del Río de la Plata de agua dulce y a nuestra Reserva. Al detectarlos, debe iniciarse su rescate porque si no el animal se deshidrata rápidamente y puede morir, para finalmente devolverlos a su hábitat natural en óptimo estado sanitario”.


También aconsejó cómo proceder en estos casos. “Lo primero es mantener la distancia, porque son animales silvestres y carecen de mansedumbre. Debe darse aviso inmediato, porque las horas cuentan para salvar la vida del animal. Y si se puede fotografiar, sirve para tener una idea previa de qué animal es y el lugar donde está. No es la primera de estas situaciones que se dan en el Municipio de San Fernando”.


Por su parte, el Coordinador del Centro de Rescate de la Fundación Temaikén, Juan Ignacio, relató: “Respondiendo al trabajo articulado que hacemos con otras organizaciones, aplicamos el protocolo de varamiento en zonas fluviales y Delta de pinnípedos como este elefante marino. Encontramos al animal y lo observamos, se lo ve bien, pero subió por cauces del río de la Plata y al no poder alimentarse se deshidrata y debilita. Lo trasladamos a nuestro Hospital Veterinario donde se le realizará un primer chequeo, extracción de sangre y placas. Posteriormente, el OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) decidirá si será devuelto al mar o previamente pasará a la Fundación Mundo Marino para después reinsertarlo en su hábitat”.

300x250.gif
350x320 junio.gif