Defensor del Pueblo no se busca

El Concejo Deliberante de Vicente López sesionará, hoy, para elegir, por tercera vez, a un nuevo o nueva Defensora

Foto gentileza de Norte a norte web


A más de tres años de vencido el plazo para elegir un nuevo Defensor del Pueblo de Vicente López, que reemplazaría a la actual María Celeste Vouilloud, el Concejo Deliberante de Vicente López se apresta a realizar una nueva sesión. Esto sucederá hoy, 3 de noviembre, a parir de las 12, momento en que el Concejo Deliberante, controlado por una franca mayoría que abreva en la bandeja de Juntos por el Cambio, deberá elegir entre tres opciones. No es la primera vez que el Concejo Deliberante no logra votar un o una, candidata. La NO elección, todo indica, termina siendo funcional a los intereses del poder municipal que se encuentra muy a gusto con la actual Defensora: María Celeste Vouilloud.


Todo indica que la sesión será una instancia que promete reiterar la falta de unanimidad para elegir al nuevo Defensor. Seguramente, otra sería la situación si María Celeste Vouilloud presentara su renuncia indeclinable y así forzar la situación. Nada de esto sucedió en estos años. La funcionaria aduce, a modo de defensa, que no puede abandonar el cargo. Mientras esto sucede, desde el palacio municipal se muestran muy cómodos con la actual Defensora.


Por esos, no es casualidad que en tren años no se haya votado un nuevo Defensor/ra del Pueblo. Una institución, vale mencionar, que nació con una interesante impronta como es garantizar derechos a la comunidad, pero en realidad, y a la luz de los acontecimientos y por la propia institucionalidad y poder que tiene, sus facultades son más declamativas que expeditivas. No tiene poder de impartir, por caso sanción alguna, lo que merecería reconfigurar y mejorar su funcionamiento.


En el mientras tanto, la sesión recibirá tres propuestas claramente distintas. Por origen, formación profesional y pensamiento político. Se trata del ingeniero y ex concejal socialista Carlos Roberto, de la abogada María Fernanda Graziano, ex candidata al concejal por la lista Avanza Libertad. Y la abogada, Miriam Pagella, dirigente de la Cámara Empresaria.

Carlos Roberto (68), es sin duda el de mayor vida pública de los candidatos a la Defensoría. Concejal mandato cumplido del distrito, por la oposición, tanto en la administración García como en la de Macri. Roberto es un dirigente socialista a nivel nacional, que desarrollo su carrera de gestión política en Vicente López.


Carlos Roberto tiene el aval de otras entidades y personalidades. Proponen a Roberto la Biblioteca Popular Delom; el Centro de Investigación Histórica de Vicente López; la Asociación Madres del Dolor; la Asociación Pro Vicente López; la Agrupación de Vecinos de Vicente López; la Biblioteca Popular Sudestada; y la Unión Vecinal Villa Adelina. También cuenta con el acompañamiento de concejales del bloque del Frente de Todos que nunca se dignó a impulsar una figura propia.


Roberto, también recibió el aval del Premio Nobel de la Paz (1980), Adolfo Pérez Esquivel. De Jonatan Baldivieso, titular del Observatorio por el Derecho a la Ciudad; y de Juan Facundo Hernández, adjunto de la Defensoría de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes. Y de Cristina Mirabelli (historiadora de Vicente López), entre otros.


En tanto, abogada Miriam Pagella está propuesta por la Cámara Empresaria del Vicente López. Pagella actualmente oficia como secretaria general de la entidad, con más de 3.000 asociados. Es vecina de Olivos y una de sus especialidades es la mediación, de hecho está inscripta como mediadora prejudicial en el Colegio de Abogados.


Otra abogada, María Fernanda Graziano, está propuesta por el Centro Social y Cultural de Jubilados y Pensionados de Vicente López. Graziano también tiene el apoyo del bloque de concejales de Libertad Avanza, donde en las últimas elecciones de 2021 fue en el lugar 11avo. de la lista, sin posibilidades de ingresar. En la actividad privada se desempeña en el estudio Darrigo Graziano y Asoc.

Seguramente, conociendo las intrigas del poder y, además considerando la postura de algunos concejales de Juntos por el Cambio que no votarían por ningún candidato tal cual explicaron al momento de ser consultado, no es descabellado anunciar que, una vez más no habemus Defensor.