top of page

Cruce del intendente Lanús con el Sindicato de Trabajadores Municipales

El municipio asegura que los salarios vieron mejoras de un 55%,. Por su parte, la dirigencia gremial cuestiona la falta de voluntad en atender lo que dicen los magros bolsillos de los y las empleadas municipales. Funcionarios con salarios de varios millones de pesos.

Asamblea de empleados municipales, en el Hospital Melchor Posse, encaradas por Ramón Arce.


Un nuevo capítulo acaba de escribirse en lo que constituye el conflicto gremial disparado tras la negativa municipal en atender reclamos salariales del Sindicato de Trabajadores Municipales. Sin bien cada negociación (paritaria), a lo largo de todos estos años de democracia tuvo su complejidad, cierto es que, producto de la crisis generada por el gobierno nacional, algunos intendentes interpretan el ajuste por el lado del más débil: el empleado municipal. Así parece suceder en los pagos de San Isidro, donde el intendente Lanús “oculta que se aumentaron los sueldos un 300%, pero demonizan a la dirigencia sindical”, expresó Ramón Arce, Secretario Gral. del Sindicato Municipal, al momento de ser consultado por la prensa en relación a un comunicado emitido por el municipio.


En dicho comunicado, el municipio -comandado por el macrista Lanús- asegura que “en el primer trimestre de 2024 los sueldos municipales se ajustarán más de un 55% acumulado (15% en enero y otro 35% en marzo). Adicionalmente, se otorgará un bono (única vez) de $50.000 pesos para quienes cobran menos de $350.000”.


Y, a modo de mostrar sensibilidad, aclara que “todos vivimos en este país y nos duele la crisis que estamos atravesando. Lamentamos sinceramente no poder disponer una mejor actualización, pero estamos en un contexto inédito de emergencia y de incertidumbre”.


Además, la administración Lanús alega que se intenta evitar caer en aumentos de Tasas: “la situación actual nos obliga a ser prudentes para no poner en riesgo la prestación de los servicios a los vecinos (por ejemplo: el incremento de ABL de enero no llega a cubrir los costos de los servicios básicos asociados a esa tasa)”.


La contracara la pone el gremio al desnudar la realidad. Al respecto, Arce recordó que, en primer lugar, el intendente “incumple con la  ley provincial 14.656 al admitir la imposición unilateral de incrementos salariales, algo prohibido por la normativa”.


Asimismo, destacaron que el sindicato “cumplió con cada uno de los pasos que marca la ley, en términos de búsqueda de consensos para mejorar la calidad de vida de los empleados municipales”.


En ese sentido, subrayan que desde el Municipio informaron que “no se iban a apartar del 15% de aumento para enero, 35% para marzo y un bono selectivo de 50 mil pesos”, mientras que el sindicato propuso “40% para enero, mismo porcentaje para marzo y un bono de 150 mil pesos, de los que restarían cobrar 114 mil por un adelanto de 36 mil pesos”.


En tren de desnudar y mostrar las contradicciones oficiales, cabe recordar que el presidente del Bloque del Frente Renovador-Unión por la Patria, el economista Federico Meca, se preguntó a modo de denuncia: ¿cómo puede ser que los actuales funcionarios municipales reciben salarios por arriba de los 6 millones de pesos mensuales y al empleado se le niegue mejoras?”.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page