AySA, con manos de mujer, cambia la historia en los barrios del conurbano

Tras restablecer el servicio en Villa Hidalgo la empresa continúa con ampliación de cañería que permitirá mejorar el suministro en la zona

Como si fuera el fiel reflejo de dos modelos claramente diferenciados, y mientras la ex gobernadora -investigada por espionaje ilegal (Gestapo Macrista) y por la millonaria y extraña compra de un lujoso departamento en CABA- Vidal comenzó a recorras el país en busca de consolidar su figura presidencial y luego de dejar una provincia “desbastada” como definiera Axel Kicillof, la estatal AySA -conducido por una mujer- dejando atrás cuatro años de negatividad, avanza con un intensivo e inédito plan de obras mientras atiende la cotidianidad. Así quedó reflejado durante el fin de semana al momento de restablecer el servicio de agua potable a los usuarios y las usuarias de Villa Hidalgo, en José León Suárez, San Martín.


A partir de ese momento la empresa puso a todos sus equipos técnicos a revisar el sistema de distribución de la zona para encontrar escapes u otras irregularidades que hubieran originado la situación.


Por la misma traza, pasaba un caño pluvial del municipio que se encontraba roto. Este caño socavó el terreno hasta que cayó sobre la cañería de AySA ocasionando la rotura de la misma. Identificar este escape fue complejo, ya que el agua potable escurría hacia el pluvial y no brotaba a la superficie.


Por otra parte, desde la empresa que conduce Malena Galmarini, ante la consulta de Lo Nuestro explicaron que “se ejecutando una importante obra de refuerzo de una cañería de 400 mm, a finalizar este año, lo que permitirá dotar de un mayor caudal de agua hacia Villa Hidalgo, y se está trabajando en dos obras sobre las redes secundarias existentes para mejorarle el servicio a los vecinos y vecinas del barrio”.