top of page

ARBA: de la “asfixia de Macri y Vidal” a un nuevo alivio fiscal para PyMes

El organismo eximió a casi 10.000 PyMEs de la obligación de actuar como agentes de recaudación a partir de la reforma de Ingresos Brutos


“Si no hubiésemos realizado esos cambios, hoy habría más de 30.000 empresas que tendrían la obligación de actuar como agentes. Hemos logrado que en la actualidad sean sólo 19.936 las que cumplen esa función. Y nuestra meta, para fines de este año, es profundizar esa reducción hasta llegar a 11.000, a través de nuevas subas en los montos de facturación”, señalo el director ejecutivo de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard al momento de anunciar que cerca de 10 PyMes de la provincia fueron eximidas de la obligación de actuar como agentes de recaudación. A este escenario se llegó a partir de la reforma de Ingresos Brutos implementada por el gobierno de Kicillof.


“Si no hubiésemos realizado esos cambios, hoy habría más de 30.000 empresas que tendrían la obligación de actuar como agentes. Hemos logrado que en la actualidad sean sólo 19.936 las que cumplen esa función. Y nuestra meta, para fines de este año, es profundizar esa reducción hasta llegar a 11.000, a través de nuevas subas en los montos de facturación”, resaltó el titular de ARBA.


Quienes actúan como agentes de recaudación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos tienen la obligación de retener o percibir dinero de los contribuyentes, cuanto les compran o venden, en concepto de pago a cuenta de ese tributo, para luego depositarlo a la orden del fisco. Se trata de una función que exige una carga administrativa que afecta, en especial, a las pequeñas y medianas empresas.


Desde la asunción de Axel Kicillof como gobernador de la provincia de Buenos Aires, a fines de 2019, la Agencia de Recaudación impulsó una reforma integral en Ingresos Brutos que, además de reducir la cantidad de pymes que actúan como agentes, disminuyó retenciones, aceleró la devolución de saldos a favor acumulados, brindó facilidades para regularizar deudas y promovió un régimen simplificado que favoreció en forma directa a monotributistas.


Girard sostuvo que “las medidas de ARBA que nos permitieron reformar la manera de recaudar Ingresos Brutos muestran hoy un balance muy positivo, no sólo para nosotros, desde el Estado, sino fundamentalmente para el sector privado. En especial para PyMES, microempresas, monotributistas, comercios y profesionales, que en estos años tuvieron una menor presión fiscal que revirtió la asfixia que sufrieron durante los gobiernos de Macri y Vidal”.


En ese sentido, detalló que “desde fines de 2019 hasta acá, hemos logrado devolver o compensar, a través de mecanismos ágiles, transparentes y sin burocracia, más de $20.500 millones correspondientes a saldos a favor, beneficiando a 870.000 pymes y monotributistas. ARBA no sólo dejó de acumular saldos a favor, sino que llevó adelante una reforma estructural de los padrones, posibilitando que un número importante de contribuyentes, que no registran indicios de evasión, quedasen fuera de los esquemas de retenciones”.


Además, “con la creación del Régimen Simplificado de Ingresos Brutos, a partir de un acuerdo con AFIP, logramos un cambio fundamental, al que ya adhirieron más de 800.000 monotributistas bonaerenses. El sistema permite el pago unificado de Monotributo e Ingresos Brutos, elimina la obligación de presentar declaraciones juradas todos los meses y excluye directamente de los regímenes de retenciones y percepciones a este grupo de contribuyentes”, subrayó Girard.

Commenti


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page