Vicente López: delgado hilo entre oficialismo y oposición

Lo que debiera ser un ámbito de debate y análisis, como resulta ser un Concejo Deliberante, el macrismo lo ha convertido en una mera mesa administrativa, una "escribanía" aducen opositores.

Foto archivo:Movilización vecinal en rechazo a Ordenanzas de Excepción. Vecinos de barrios donde Macri seduce ampliamente en términos electorales


Por: Tano Armaleo.- El hilo entre el macrismo y la oposición dentro del HCD de Vicente López es tan delgado que suele fundirse en una misma línea. Todo parece subsumirse a las mieles del poder que ostenta, y ofrece, Juntos por el Cambio al bloque del Frente de Todos. La caracterización, que suelen realizar vecinos y dirigentes sociales y políticos, no pareciera caprichosa, mucho menos mal intencionada. Sucede que varias Ordenanzas de Excepción en beneficio de grandes grupos económicos, extrañamente -y sin necesidad objetiva- fueron acompañadas por el bloque que conduce Fabián Ruíz, FdT, dirigente que responde a las directivas del ex concejal Lorenzo Beccaría.


Además, no falta quien le factura, a dicho bloque, la falta de iniciativas y propuestas en materia de proyectos. Cierto es que el macrismo evita todo tipo de discusión y debate en el recinto. Y no permite que proyectos opositores alcancen la luz. Juntos por el Cambio hace pesar su mayoría absoluta, al punto de poder ser calificada como “arrogante” y distante de la esencia de lo que debiera ser un espacio deliberativo. “Son una escribanía el Departamento Ejecutivo”, describen al bloque oficialista desde la oposición.

Si valen las comparaciones, el actual Concejo Deliberante está muy distante de otros que supieron enaltecer el debate político; y sobre todo la ética que abreva de las convicciones. Si bien hay varias bancas ocupadas por mujeres y hombres formados en el terreno político -tanto en el macrismo como en el peronismo- , da la sensación que las alfombras y los despachos, logran aplacar y domesticar formaciones.


Caso contrario, y esto es lo que se preguntan no pocos dirigentes y vecinos, por qué el Frente de Todos decide votar Ordenanzas de Excepción o calla cuando debiera poner el grito en el cielo para denunciar actos y manejos administrativos ,no precisamente transparentes por parte del intendente Jorge Macri. En el mejor de los casos, la oposición pone un par de gritos en el recinto pero de ahí no pasa. ¡Hasta pareciera todo acordado!. Las denuncias que realizan las y los concejales del FdT no salen del recinto. Se quedan ahí. Esto no sería casual. No parecieran tener voluntad (los ediles) por difundir y militar lo que denuncian entre cuatro paredes.

Con sólo pensar, por ejemplo, en la Ordenanza que se le otorgó al colegio San Andrés habilitándole un mega emprendimiento inmobiliario en el predio de Nogoyá y Gutiérrez, que el FdT no lo votó pero calló y tampoco salió a respaldar a vecinos que ganaron la calle repudiando el hecho, esto lleva a sospechar cierto acuerdo. Sin embargo, tras 6 meses de aquella sanción, la concejal Marcela Cortiellia junto a su par Julio Ceresa, se apresta a presentar un proyecto en el HCD de a fin de pedir una Audiencia Pública; esto sucederá en próximo 1 de julio.

Y en esto de acordar, el bloque del Frente de Todos, en su totalidad, no le hizo asco a la hora de votar una Ordenanza de Excepción (barrio Golf de Olivos) en beneficio de una constructora. ¡Nunca una Ordenanza de excepción para doña Rosa que quiere levantar una pieza para la hija, o para el kiosquero que busca agrandar el boliche!.


Así como silencian lo que silencian y votan lo que se menciona, el bloque del Frente de Todos en esto de acompañar al macrismo, también votó, por citar algunas, las siguientes Ordenanzas: Nº 37091, calle Paraná 3560; la 37095, Calle Pellegrini 1249 y la 37096, calle Roca 3965. Todas para beneficiar a empresas. Lo que llama la atención es que Juntos por el Cambiobien puede sancionar cuanta Ordenanza se le antoje pues cuenta con una franca mayoría. Sin embargo, y este es el punto nodal, el Frente de Todos pone el pecho y las manos para acompañarlas. De algún modo el macrismo los hace “cómplices” del festival de excepciones. Aquellas que Jorge Macri dijo venía a ponerle límite porque “son corruptas”. Nada de eso sucedió ni sucede bajo su gestión: el festival continúa.


Queda claro que el gobierno local tiene miles de aristas por dónde penetrarle si de verdad se le quisiera hacer oposición. Cuestiones judiciales como administrativas que Lo Nuestro ha revelado en diversas notas. Pero claro, si Lorenzo Beccaría, que se proyecta como uno de los candidatos del espacio, dice que “podría hacer mejor lo que hizo Jorge Macri”, dejando en claro que la actual administración es buena y no decide pararse en la vereda que le asignó el voto, la oposición, es difícil que la población distinga entre un sector y otro. La comunidad termina abonando aquello de que todo es igual, cuando en realidad no es así. Cuando la divisoria de agua no es clara entre oficialismo y oposición se contribuye a desprestigiar el valor de la política.


Dicho esto, es importante mencionar que dentro del bloque hay dos /3 concejales que son críticos de los personalistas manejos de Fabián “Toro” Ruíz. Así se lo han expresado a quien esto escribe con la reserva del caso. La incomodidad se observa en el recinto al momento de las votaciones. Algunas de las y los ediles se ven sorprendidas por gestos y actitudes de titular del bloque que suele acordar con el oficialismo sin dar previo aviso a sus compañeros de banca. La molestia no pasa de una queja intimista.

Si ser críticos es complicado, cuánto más ha de ser romper un bloque tal cual hizo, en su momento, Cristina Kirchner. De aquella impronta a la gran jugada de unidad cerrando con Sergio Massa y Alberto Fernández, no hubo otra cosa que convicción y pararse de mano cuando las circunstancias así lo exigía.


Suelen decir los peronistas que cuando se pelean, en realidad se está reproduciendo. En este caso no se vislumbra pelea en el bloque al punto de llegar a la fractura. Pasaron demasiados años bajo la misma impronta, lo que podría suponer que nadie estaría evaluando resignar un lugar de confort. Por lo menos antes de las elecciones.


Si la historia la escriben….


Vale recordar que los 3 últimos años, varios plenarios convocados desde el PJ -antes de que existiera el FdT- tuvieron como objeto buscar la “unidad en la diversidad”. “Democratizar y reivindicar la militancia”, siempre sobre la base de que “el macrismo es el límite y la cultura a vencer”, fueron signando aquellos plenarios que quedaron reflejados publicamente. El título que reunía aquella convocatoria era “los candidatos no nos separan, nos unen”. Sin embargo, las “apetencias personales” y “colonización cultura” de algunos y algunas dirigentes, así lo describieron en su momento varios y varias dirigentas, terminaron dejando de lado el espíritu de aquellos encuentros. Armaron una lista con Lorenzo Beccaría como candidato a intendente impidiendo que otros dirigentes pudieses presentarse en las PASO. Así fue como el vicepresidente del PJ, Néstor Bachés, que contaba con el apoyo de todos los partidos del FdT además de la CGT, quedó fuera de las PASO. En su momento, así lo expresaron mediante un comunicado firmado por el FdT de Vicente López, fueron “proscriptos”.


Es bajo este panorama que el PJ, junto al Grupo Maipú-FdT, se encuentra trabajando en el armado de lista con miras a enfrentar lo que consideran continuar dando la batalla cultural para vencer al macrismo distrital. “Seguimos diciendo que nuestro límite es el macrismo, por lo tanto, tendemos las manos a las compañeras y compañeros que quieran ser parte de una lisa que revierta años de frustración electoral; queremos PASO”, confía a Lo Nuestro Bachés al ser consultado por la confección de lista local que lo tiene, nuevamente, como protagonista. Así como el dirigente es uno de los candidatos del FdT-Grupo Maipú, la concejal Marcela Cortiella pretende ir por la reelección, siempre impulsada desde el mismo espacio.

Del otro lado del andarivel, el que conduce Beccaría, también hablan unidad, la misma que prometieron en el 2019. Es en este punto donde surge la figura de Perón cunado decía: un acosa es amontonarse y otra muy distinta es construir unidad respetando historias