top of page

Provincia: la ley “Alcohol Cero” dio sus frutos

Sobre 70398 pruebas de alcoholemia realizadas a conductores y conductoras de automóviles, motos, micros y camiones, hubo, tan sólo 594 testeados punitivos. Así lo indicó el Ministro de Transporte, Jorge D’Onofrio.



 

Legislar implica, entre otras cuestiones, dar cabida a demandas sociales y enfrentarse, muchas veces, a críticas altisonantes. Más todavía cuando se trata de afectar intereses sectoriales que redundan en contundentes ventajas para la población en general. Tal el caso de la “Ley de Alcohol Cero” que puso en marcha el gobierno de Kicillof, que logró sortear  la embestida y presión de empresarios ligados a la venta de alcohol. La norma fue sancionada el 16 de diciembre de 2022 en la Legislatura bonaerense. Los números actuales señalan una reducción notoria del consumo de alcohol a la hora de conducir.

 

“Había estadísticas espeluznantes. Por eso, la Provincia avanzó en la Ley y acompañó a todos los municipios para ejercer e intensificar los controles. Y hoy podemos decir que en este año han bajado sensiblemente las muertes con respecto al exceso de alcohol al volante”, dijo el Ministro de Transporte bonaerense, Jorge D’Onofrio, al cumplirse un año de la Ley.

 

La sanción de la nueva normativa fue catalogada como “un acontecimiento histórico y fundamental para salvar vidas”, reducir los márgenes de siniestralidad vial y avanzar hacia un sistema vial mucho más seguro.

 

Los números publicados por la Dirección Provincial del Observatorio Vial son elocuentes y muestran un descenso pronunciado a la hora de contrastar las estadísticas actuales con las de 2022. Desde la aprobación de la Ley de Alcohol Cero, el promedio de testeos positivos bajó del 5,74% al 0,23% en la provincia de Buenos Aires.

 

Asimismo, se redujo el índice de casos mensuales positivos, que de enero a octubre de 2023 descendió de 237 a tan sólo 18.

 

Jorge D’Onofrio, hombre que responde políticamente a Sergio Massa, fue el principal impulsor del proyecto desde su asunción al frente de la cartera en enero de 2022, y siempre remarcó “la importancia y la necesidad de contar con una norma que protegiera a la ciudadanía y redujera los altos índices de siniestralidad vinculados al consumo de alcohol al volante”. La medida fue acompañada de manera inmediata por gobernador Axel Kicillof.

 

Durante 2023 se efectuaron 70398 pruebas de alcoholemia a conductores y conductoras de automóviles, motos, micros y camiones, con un total de 594 testeados punitivos.

 

Estos datos se corresponden con la intensificación de los controles vehiculares y de alcoholemia durante 2023. Desde el Ministerio de Transporte de la Provincia de Buenos Aires se activó un esquema de operativos diarios y simultáneos en puntos estratégicos de las rutas y caminos bonaerenses, con el trabajo de agentes calificados de las direcciones de Fiscalización y Control Técnico de las subsecretarías de Transporte Terrestre y de Política y Seguridad Vial. En total se realizaron 1592 operativos de control, alcoholemia y concientización vial.

 

Sanciones y penalidades

 

Cabe recordar que la Ley de Alcohol Cero contempla penalidades como retención de la licencia e inhabilitación para manejar, arresto, multas y obligación de concurrir a cursos especiales de educación y capacitación para el correcto uso de la vía pública. Las puniciones tienen diferentes grados de aplicación de acuerdo con los niveles de alcohol en sangre detectados.

 

Así, quienes conduzcan con valores de hasta 499 miligramos recibirán tres meses de inhabilitación para manejar. Si el grado de alcoholemia se encuentra entre 500 y 999 miligramos, la pena será de seis meses, mientras que estarán inhabilitadas por 18 meses las personas que circulen con tasas entre 1000 y 1500 miligramos de alcohol por litro de sangre. Por último, quienes superen los 1500 miligramos no podrán conducir por el lapso de 18 meses.

Comentarios


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page