Otra nueva “Plaza Seca” en San Isidro

Es un espacio público que ayuda a evitar inundaciones. Puede captar 400 mil litros de agua en días de lluvias intensas.

Foto: Plaza Nº 37 que recibe mejoras estructurales.


Dando un paso más en materia de encauzar los desbordes que suelen generar las aguas de lluvias, cada vez más copiosas, el municipio de San Isidro macaba de inaugurar una nueva plaza seca en el bajo. Se trata de un espacio público –en este caso plaza- donde se construye una suerte de hoya donde se acumula el agua de lluvia a fin de evitar inundaciones. Puede captar 400 mil litros de agua en días de lluvias intensas. Ubicada en Uriburu y Lasalle (Beccar), tiene un diseño armónico con formas curvas que generan canteros a distintos niveles. Lo novedoso es que puede captar agua de lluvia y evitar anegamientos.

La obra se completó con una senda aeróbica que une el norte y sur del Bajo de San Isidro.


En una superficie de más de 1.600 metros cuadrados, se plantaron 30 especies autóctonas, entre las que se destacan ceibos, cortaderas y formios. También, se colocó una reja perimetral para cerrar el acceso cuando opere el reservorio. Y en los desniveles producidos por la necesidad de conformar el reservorio se incorporaron canteros y taludes revestidos de césped.


“Ya tenemos 26 reservorios para evitar anegamientos. Aprovechamos donde hay plazas para bajar el nivel del piso y darles una doble función. Si bien este lugar no es inundable, mejoramos las condiciones de prevención a las grandes precipitaciones que puede que necesiten de estos lugares para desahogar y canalizar las aguas de lluvia”, señaló el intendente Gustavo Posse, tras recorrer el nuevo espacio y dialogar con los vecinos de la zona.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg

Categorías

300x250.gif