Olivos Golf: del ridículo se vuelve

El Concejo Deliberante sancionó una Ordenanza de Excepción impulsada pro Juntos por el Cambio y acompañada por el PJ-Frente de Todos, cuestión que mereció el rechazo del barrio. Frente a la movilización de vecinos, la misma sería desactivada.

Foto: Frente de la casa sobre la cual se pretende construir el complejo habitacional



Por: Tano Armaleo.- “Cuando el río suena”, “cuando el pueblo hace tronar el escarmiento”, “el pueblo unido jamás será vencido”, “unidos y organizados, somos invencibles”, frases todas que, más allá de la estridencia o anclaje social al cual se lo puede ligar, bien sirve para comprender que, gracias a la acción de no pocos vecinos del barrio golf de Olivos, una Ordenanza de Excepción impulsada por el bloque de Juntos por el Cambio, que mereció el voto afirmativo del PJ-Frente de Todos, y un sólo rechazo -concejal Marcelo Chocarro-, se encamina a ser desestimada; archivada.


La Ordenanza de Excepción, Nº 37108 Exte.0860/2019, con fecha 20/01/2021, habilitaba una obra en la calle Ricardo Gutiérrez 1654/40, Olivos, por fuera del Código Urbano. De este modo, el desarrollador del negocio inmobiliario, un tal José María Rodríguez, lograría construir e irrumpir en el residencial barrio con una obra con más metros cuadrados que lo que el Código permite. Cuando esto sucede, inevitablemente la pregunta que surge es por qué los concejales, en este caso, macistas y del FdT, y el propio intendente Macri, se avienen con tanta liviandad a permitir lo prohibido. Es decir, habilitar una obra millonaria en dólares cuando nada lo hace necesario. Además, y esto parece ser practica recurrente tras la aplicación de una Ordenanza de Excepción, luego de que los empresarios construyen, por izquierda meten más metros de cemento que finalmente terminan siendo aprobados por el municipio.

En el caso puntual de la Excepción de la calle Gutiérrez 1654/40, el requerimiento era construir 9 viviendas de categorías tipo duplex, cuando el Código sólo permite 6. Es decir, cubrir un barrio residencial y con mucho verde, para dar paso a más viviendas de lo permitido. Demás está decir que este tipo de obras no hace más que agravar, aun más, el complejo y delicado sistema cloacal y de agua potable que en más de una ocasión se ve colapsado, producto de una inadecuada y apresurada planificación urbana.


En diálogo con Lo Nuestro, el concejal Chocarro, que comulga el mismo verbo que el dirigente derechista José Luis Esper, relató que "a partir una adecuada y responsable acción de los vecinos y haber agotados todas las instancias institucionales, la Comisión de Obras Particulares reconsiderará la Ordenanza”. La reconsideración -según detalla el edil que supo abrevar muchos años de la misma fuente política que la del entonces intendente García y de Jorge Macri, y que ha encarado la lucha contra las excepciones como bandera vecinal-, llevaría a que, si bien no significaría la derogación lisa y llana, sí generaría que el propio José M. Rodríguez termine por desestimar el proyecto en cuestión. Nadie con sentido común encararía una obra para se objeto de constante presión.

Fuentes cercanas a al jefe comunal aseguraron, a Lo Nuestro, que la Ordenanza será rechazada por el DE.


Por el lado vecinal, la alegría quedó sellada tras conocerse este avance. Así lo expresó Juliana, vecina de barrio, quien ha sido una de las y los tantos que salieron a cuestionar el atropello en el cual quería incurrir el municipio.


La preocupación electoral y el temor a perder votos en barrios donde la gente acompaña y aplaude al macrismo sin musitar y cuestionar, aun cuando les sacan calidad de vida, tal cual podría suceder en el golf o con el mega complejo que se construirá en el colegio San Andrés, Ramseyer y Alberdi, también de olivos –ver nota completa en siguiente linck: Macri en qué quedamos)-, habría sido una de las causantes por la cual el jefe comunal instruyó a su bloque recalcular la Ordenanza. Por situaciones similares, Enrique “Japonés” García, inmerso en su soberbia y ganado elecciones tras elecciones, y desestimando quejas vecinales similares como las relatadas, terminó cayendo en manos de Jorge Macri.

Por su parte, el bloque del PJ-FdT, que han optado por un llamativo silencio, tanto en el caso del colegio San Andrés, como en el del barrio golf, al momento de consultar Lo Nuestro algunos de sus miembros,aseguraron que “así como rechazamos la excepción del San Andrés, con esto nos comimos un garrón, no nos dimos cuenta”. Extraña explicación para un bloque en que la experiencia de años como concejal en muchos de ellos y ellas, debiera permitir saber que los elefantes son parte esencial de la fauna macrista. Ya lo decía Perón: de lo único que no se vuelve, es del ridículo.


ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por