No hay luz, tampoco milagro al final del túnel del Aliviador Perú de San Isidro, solo obras

Se trata del tramo que se construye en Beccar que beneficiará a más de 150 mil personas que padecen las consecuencias de copiosas tormentas. Financia el gobierno de Alberto Fernández a pedido del intendente Gustavo Posse


Se trata de una de las principales obras hidráulica ejecutada en los últimos 6 años que terminará beneficiando a más de 150.000 personas que suelen ser víctimas de inundaciones: la construcción del desagüe pluvial aliviador Alto Perú. La mayor caída de tormentas, pero sobre todo con caudales superlativos y en poco tiempo, ha llevado a todos los gobiernos del planeta a reformular nuevas obras hidráulicas para atender inundaciones.

Una obra, vale recordar, iniciada hace varias décadas atrás por el entonces intendente Melcho “Cholo” Posse y, hoy, a punto de ser finalizadas el intendente Gustavo.


Por estas horas, y gracias al financiamiento del gobierno nacional (cerca de 2.200 millones de pesos), el municipio de San Isidro se encuentra centrado en la ejecución del tramo comprendido entre las calles Acassuso y Ameghino, hasta las inmediaciones de la calle Tomkinson y la Avda. Centenario; también en Beccar. El otro frente de trabajo que tendrá el Aliviador, es avanzar hacia la calle 33 Orientales donde finalmente desembocara en el Río de la Plata.


De acuerdo con lo detallado por el intendente Gustavo Posse y el secretario de Obras Públicas Bernardo Landívar, la extensión del Aliviador es de aproximadamente 2.3 km. En tanto el diámetro del canal se aproxima a los 4 metros ubicado, en algunos tramos, a 12 metros de profundidad promedio


A diferencia de otros túneles, en esta oportunidad el túnel es realizado a mano ya que poner una maquinaria (tunelera) podría acarrear riesgos de derrumbe en casas linderas; además de las molestias por ruidos.


“Es una obra que venimos planificando hace mucho tiempo debido a la frecuencia y el volumen de lluvias que produce el cambio climático. Por eso, nos preparamos para este desafío y estamos realizando esta obra tan importante”, sostuvo el intendente Gustavo Posse, que recorrió esta mañana la zona de trabajos en Ameghino y Acassuso.


Hasta el momento ya finalizaron los pozos de Roca y Acassuso; Bolívar y Acassuso; Uriburu y Acassuso; y Ameghino y Acassuso. Actualmente, unas 80 personas trabajan en Washington y Acassuso.


Landívar comento que entre los beneficios que trará esta obra es que “se eliminarán los posibles anegamientos en los cuatro túneles del ferrocarril Mitre, y en el futuro paso bajo nivel de Almirante Brown”.

300x250.gif
350x320 junio.gif