Lula libre de cargos, a Randazzo lo sacan de boxes, periodismo de guerra y justicia corrupta

Un fallo que podría generar precedente en Argentina. El rol del nuevo presidente de los EE.UU

Foto: El ex presidente fue beneficiados por la ayuda de los EE.UU y la cobertura mediática y judicial


Por: Tano Armaleo.- Luego que se conociera (ayer) que el Supremo Tribunal de Brasil anuló todas las condenas contra el expresidente Lula da Silva por supuesta corrupción -lo que lo deja libre para ser candidato-, y ordenara comenzar una nueva investigación en otros fueron debido a la conocida parcialidad de la Fiscalía y del ex juez y ex ministro Sergio Moro, el Lawfare –guerra judicial- tanto de Brasil como de otras regiones de Latinoamérica, por caso Argentina, estaría revelando que comenzaría una nueva etapa de reordenamiento de la geopolítica mundial.


Si ayer los EE.UU operó, junto a la maraña de jueces que le responde y en coordinación con medios periodísticos ligados a grupos económicos, para llevar adelante el encarcelamiento de Lula, y el posterior golpe institucional sobre Dilma Rousseff , al igual que a Evo Morales en Bolivia; Correa en Ecuador y el daño que ocasionaron en Perú, respectivamente, y lo propio se intentó en Argentina, no es de extrañar que el reciente fallo del ST de Brasil podría repercutir en causas que tiene bajo presión judicial a figuras como Cristina Kirchner, Amado Boudou, Julio De Vido, Milagro Sala, que todo indica fueron también parte de esta operatoria regional para desestabilizar a gobiernos de tinte progresistas.


Detrás de la movida de los EE.UU, operando con su brazo judicial y mediático en cada país, estaba impedir la continuidad del BRIC. No en vano, el gobierno de Obama intervino clandestinamente el celular de Dilma Rousseff al momento de cerrar un acuerdo internacional con Rusia para la explotación petrolera en altamar.


La otra preocupación de los EE.UU era China. En particular, las obras públicas que había ganado en varios países. Y así como preocupaba el avance de las empresas China, lo propio sucedió con la brasileña Oderbrech que tenía ramificaciones en toda Latinoamérica. Justamente detrás de esta empresa, fue donde la justicia brasilera se montó para desestabilizar a Lula y el resto de los gobierno de la región. Tema que, a la luz de los acontecimientos, logro el país del norte. Y lo más terrible, imponer modelos neoliberales y personajes que a base de mentira y falsos relatos cautivaron mentes fatigosas a la hora de pensar, razonar.


Oderbrech era acusada de coimera. Y tal vez lo haya sido, como son la mayoría de las empresa que trabajan con el Estado. Lo que no implica avalar o dar por naturalizado este tipo de maniobras. El drama, el problema es cuando un presidente, gobernador, o intendente, es parte de esos negocios o esta de los dos lados del mostrador. Y peor aún si, como sucedió en Argentina, cuenta con la protección judicial y mediática: Grupo Macri.


No por casualidad, en el país se montó un fuerte andamiaje jurídico-mediático, para defenestrar el gobierno de Cristina Kirchner. Si hasta el diario La Nación ocultó en plenas elecciones del 2015 -publicó luego de las elecciones-, la escandalosa revelación de los denominados Papeles de Panamá donde figuraban los Macri, y también funcionarios y ministros de Juntos por el Cambio con sendas cuentas sin declarar en paraísos fiscales. No encontraron el supuesto PBI que había robado Kirchner.


En medio de esta disputa de intereses, el grupo Clarín planteaba que estaban en guerra con el peronismo, en particular con todo lo que representaba Cristina. Así lo explicaron periodistas del multimedios.

Una guerra que incluyó, por lo visto, sacar a rodar a figuras como Florencio Randazo en el 2017. El ex ministro junto con el Movimiento Evita, armó lista y termino con un 5,3% de votos en la provincia de Buenos Aires. Lo suficiente para como para hacerle perder las elecciones al binomio Kirchner-Taiana; eran candidatos a senadores nacionales. Y todo indica que nuevamente Randazzo es sacado de boxes, ahora sin el Evita.


Resulta complejo determinar a ciencia cierta si el reciente fallo de Brasil tendrá una réplica directa en Argentina. Pero sí, todo indica, que en este nuevo orden mundial en que la pandemia jugó y juega su rol, al igual que el Papa, Rusia y China, y el presidente de los EE.UU, el capitalismo, en plena disputa entre el financiero y el productivo, parecieran no querer que figuras (presidentes) que se erijan como la “no política”. Cuestión que podría llevar a enfrentamientos virulentos en las calles -ya sucedió- , que se saben cómo se inician, pero no cómo terminar. +


Frente a este complejo panorama, el rol de los estados, la acción política como garante y ordenador de derechos inclusivos, es fundamental. Es la disputa central, la gran batalla. Si la discusión queda en manos de los mercados, sean estos financieros o especulativos, o productivos, la humanidad continuara ampliando la pobreza y la brecha entre los que más tienen y los que nada logran.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

300x250.gif

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por