top of page

La “gente de bien” en la lupa de ARBA

Fuertes controles en el sector gastronómico de la Zona Norte y en la costa atlántica



Frente a lo que suele ser una práctica habitual, la evasión impositiva del sector gastronómico, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) puso en marcha una serie de operativos de fiscalización remota y presencial sobre el sector con el objetivo de reducir la evasión en Ingresos Brutos, ya que ese rubro registra un alto nivel de incumplimiento. No sólo la gastronomía suele contar con grandes evasores. En Zona Norte es muy frecuente que empresarios de la construcción al igual que “gente de bien” hagan de la evasión, por caso ocultar grandes mansiones como si fueran terrenos baldíos, una práctica habitual.  


 “Existen alrededor de 34.500 contribuyentes inscriptos en ese rubro y más de la mitad registra incumplimientos. Estimamos que la evasión de Ingresos Brutos en establecimientos gastronómicos alcanzó los $2.666 millones a lo largo de este año”, detalló el director de ARBA, Cristian Girard.


Además, aseguró que “para reducir las inconsistencias y recuperar recursos tributarios, profundizamos los operativos presenciales, con el foco puesto especialmente en los restaurantes más exclusivos y corredores gastronómicos de la zona norte del área metropolitana bonaerense”.


Los equipos de fiscalización concentraron su labor, en los últimos días del año, en establecimientos de San Isidro, Martínez y La Plata, y durante la temporada de verano extenderán esas acciones a distintas ciudades de la costa atlántica.


En este tipo de controles presenciales, las y los fiscalizadores de ARBA verifican, durante toda la jornada, la emisión de comprobantes del restaurante, analizan las comandas, la disponibilidad de medios de pago electrónico y efectúan un relevamiento de la capacidad instalada de los locales, entre otras tareas.


 Además de realizar un control efectivo para que las empresas cumplan con los deberes formales que corresponden a cada contribuyente, estos operativos permiten obtener información, estimar ingresos, comparar esos datos con declaraciones juradas anteriores y, en caso de irregularidades graves, iniciar posteriormente fiscalizaciones individualizadas, que son más exhaustivas.


Girard destacó que “al intensificar la fiscalización buscamos recuperar ingresos propios que son fundamentales para la provincia de Buenos Aires, ya que la jurisdicción se ve estructuralmente perjudicada por la distribución de recursos federales”.


“Vamos a seguir trabajando en esa línea, para que todos paguen sus impuestos, en especial quienes más tienen. Fortalecer la progresividad y reducir la evasión son elementos indispensables para construir una sociedad más justa”, afirmó el titular de ARBA.

 

La labor fiscalizadora en el verano, a la par del sector gastronómico, también se enfocará en otros rubros con índices elevados de evasión en Ingresos Brutos, como la hotelería y los alquileres temporarios. Respecto de los tributos patrimoniales, se centrará en las embarcaciones de lujo sin registrar y las construcciones no declaradas.     

Commentaires


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page