La albertista Tolosa Paz arma rosca en zona norte

Reuniones con el concejal Mateos Bartolini y el dirigente Néstor Bachés, entre varios más


Por: Tano Armaleo.- Si el Frente de Todos está demostrando que la nave se encamina hacia el gran puerto que significa anclar en un triunfo en el 2023, el primer paso parece haberlo dado: Cristina Fernández, Alberto Fernández y Sergio Massa dejaron de tocas sin escucharse. El otro gran salto, hacia adelante, lo acaba de dar Cristina a partir del estrambótico, amañado pedido del Fiscal Luciani solicitando prisión y la prohibición de por vida para que la vicepresidenta ejerza cargos públicos. A esto se sumó, la represión policial de Larreta que no hizo más que consolidar la unidad en el FdT, y agravar la crisis y disputas dentro de Juntos. Además, la calma en materia económica, es el otro condimento que da respiro como para discutir y debatir temas referidos a salarios y distribución de la riqueza; y pobreza extrema..


En el medio de esta navegación, las distintas fuerzas y dirigentes que integran el FdT han comenzado a mover sus fichas. Unos, como el dirigente políticos Juan Grabios, referente del espacio Frente Patria Grande y de la UTEP, anunció que sus diputados (5) armarán un interbloque. Nada dijo si los varios funcionarios que tienen en distintas áreas del gobierno, seguirán en función.


Otros, y otras están en pleno fragor encolumnando a la tropa. El caso más claro es el de Cristina Fernández quien, en su inconfundible capacidad de liderazgo, se encamina, cuanto menos, en volver a ser la gran electora.


Mientras esto sucede, dirigentes del denominado “albertismo” que no existe como tal porque así lo dispuso el propio presidente, carga baterías entendiendo que, paralelamente a la acción de gobierno, se debe transitar el andarivel de lo electoral. Esto es lo que se observa en el caminar de la diputada nacional Victoria Tolosa Paz. La dirigenta, de estrecha intimida con Alberto Fernández, quien hacer carne de aquello con lo que tanto insistía Perón: “carreta parada no hace jornada”. No hacer jornada significa aguardar que sea el propio devenir de los acontecimientos que determine dónde irán a parar los albertistas en el 2023.


Para evitar que la realidad no la alcance sin haber hecho lo suficiente, Tolosa Paz se encuentra abocada en recorrer el conurbano. La idea no es otra que comenzar a amalgamar y unir, y sumar a todo aquel, o aquella dirigente que no tiene anclaje directo con sectores claramente organizados. En esto que nadie paga por soldados ajenos, el albertismo, que nunca supo o quiso armar -esto se ve claramente en zona norte donde sobran dirigentes y funcionarios que comen de dicho plato y poco y nada aportan, nada distinto al resto-, a través de Victoria Tolosa Paz ha salido a mantener reuniones.

Por lo pronto, mantuvo encuentros con el concejal sanisidrense Mateo Bartolini y otros dirigentes locales que responden a Santiago Cafiero. Un encuentro del cual también participó el dirigente Néstor Bachés, ex vicepresidente del PJ de Vicente López. La disponibilidad de tiempo, y la mística que despierta la diputada nacional son factores que contribuyen, seguramente para que el albertismo comience a tomar cuerpo si de verdad pretender ser una expresión de poder dentro del FdT.