Juntos beneficia a los agroexportadores, Kicillof condona deudas a los que menos tienen

Instruyó a ARBA a beneficiar a 27.300 emprendimientos de la economía popular


Más alivios fiscales y medidas políticas para mejorarles la vida a los que producen y menos tienen. En este caso se trata de contribuyentes de la denominada economía popular. Así quedó sellado luego de que mediante una acción coordinada de la Agencia de Recaudación (ARBA) y el Ministerio de Trabajo, la provincia de Buenos Aires dispusiera la condonación de deudas de Ingresos Brutos para 27.300 monotributistas sociales que trabajan en el marco de la Ley ALAS (Actividades Laborales de Autoempleo y Subsistencia). De este modo, la medida deja en evidencia la puja de dos molelos en pugna. El del Frente de Todos que direcciona su política hacia los que menos tienen, y la de Juntos, neoliberalismo, que prrioriza y cuida los intereses de la grandes productores, y ben particular los 6 agroexportadores. Tanto los cuida (Juntos) que no han querido modificar la alicuota del impuesto inmobiliario para que un campo de varios millones de dólares, que produce ganancias superlativas, pague por arriba de lo que tributa un departamentito en Martínez. Diputados y senadores de Juntos de la provincia frenar el proyecto de que esos campos tributen lo que verdaderamente corresponde.


Al respecto Cristian Girard, director de ARBA, explicó que “esta ayuda fiscal para quienes ejercen su actividad en el ámbito de la economía popular representa un monto total de $563,8 millones. Son deudas que se acumularon durante la gestión de María Eugenia Vidal, que centraba los beneficios tributarios en los grupos concentrados y les daba la espalda a los sectores populares”.


“Cuando Axel Kicillof asumió como gobernador, buscó reparar los daños generados por las políticas neoliberales, en el marco de un proyecto de desarrollo con eje en el crecimiento de la producción y la inclusión a través de la creación de empleos locales y de calidad. Con ese objetivo, desde ARBA y el Ministerio de Trabajo avanzamos en una agenda conjunta para sumar beneficios impositivos, simplificar trámites y brindarles a estos emprendimientos autogestivos la posibilidad de crecer y formalizarse”, resaltó Girard.


Esa labor coordinada entre ambos organismos posibilitó extender de 1 a 4 años la exención de Ingresos Brutos que beneficia a quienes trabajan en actividades de autoempleo y subsistencia.


Al mismo tiempo, los avances en materia de simplificación tributaria, las acciones de capacitación para beneficiarias y beneficiarios de la Ley ALAS y un seguimiento activo de cada caso contribuirán a evitar futuras situaciones de morosidad.


Los 27.300 emprendimientos populares que ahora reciben el beneficio fiscal fueron acumulando deudas sobre todo entre 2016 y 2019, cuando perdieron la exención de Ingresos Brutos que en ese entonces sólo duraba un año.


De acuerdo a la Resolución 15/22 de ARBA que fue publicada hoy en el Boletín Oficial, junto con la condonación, que abarca la totalidad de deudas de Ingresos Brutos, lo que incluye los intereses y multas que registren contribuyentes de la Ley ALAS al 31 de diciembre de 2020, se extinguirán los reclamos por vía judicial en aquellos casos en que se hubieran iniciado actuaciones de cobro.


El procedimiento que extingue las deudas fue establecido por la Ley N° 15226 (Impositiva para el año 2021) y opera de oficio, es decir que aplica automáticamente sin necesidad de ninguna gestión. Si por algún motivo alguien que trabaja en el contexto de ALAS quedase fuera del beneficio, podrá solicitar su inclusión mediante un trámite digital que se realiza en la web de ARBA.

300x250.gif
350x320 junio.gif